Barranquilla convive con el respeto a las normas de buen comportamiento

0
55

Las estrategias pedagógicas para fortalecer el sentido de pertenencia por la ciudad, la sana convivencia y el cuidado de todos los elementos que identifican a Barranquilla como una Capital de Vida continúan desarrollándose desde los diferentes programas y proyectos que adelanta el Distrito.

En esta ocasión fueron 30 miembros de las barras del Junior de Barranquilla quienes se sumaron a la sensibilización del cuidado y buen uso del Transmetro, el sistema de transporte masivo que es vital para la movilización de cientos de barranquilleros, y que se ha convertido en uno de los elementos que aportan a la identidad de la ciudad.

A bordo de la ‘Ruta Barranquilla Convive’, estrategia de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana del Distrito y Transmetro, los jóvenes del Frente Rojiblanco Sur (FRBS), La Banda de los Kuervos y Bloke Central conocieron más sobre el buen uso del sistema, además de los derechos y deberes de los usuarios.

Los integrantes de las barras iniciaron su recorrido en la estación Joaquín Barrios Polo – Estadio Metropolitano, en el barrio Ciudadela 20 de Julio, a unas cuadras de uno de los escenarios deportivos más representativos de Barranquilla.

Desde allí tomaron una ruta exprés hacia su primera parada: la estación Joe Arroyo, punto en donde se detuvieron a dialogar con los usuarios sobre las normas de convivencia del sistema, tales como no escuchar música a alto volumen, respetar la fila y ceder las sillas azules a mujeres embarazadas, personas que van acompañadas de niños pequeños y adultos mayores.

También recordaron las medidas necesarias para garantizar la seguridad, como lo es respetar la franja amarilla delimitada en todas las estaciones, así como evitar sentarse en las escaleras de los buses.

Uno de los más activos durante la actividad fue Gabriel Vallejo, o ‘Ruso’, como lo llaman, quien este jueves cumple 19 años en el Frente Rojiblanco Sur, señaló que “nuestro mensaje para la sociedad es que queremos cambiar nuestra imagen. Nosotros somos 100% hinchas de Junior y uno de los códigos de nuestras barras es amar y respetar a la ciudad. Si amamos y respetamos a Barranquilla, eso significa que también debemos hacerlo con Transmetro”.

Avanzaba el recorrido y la segunda parada fue el Museo del Caribe, entidad que se sumó a la ruta con el objetivo de seguir fortaleciendo la apropiación de escenarios de ciudad a través de la identidad colectiva.

En la tercera y última parada, los integrantes de las tres barras se encontraron con el río Magdalena, en el Gran Malecón. En ese punto se tomaron unos minutos para entonar cantos a su Junior.

El jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Yesid Turbay Pereira, dijo que el propósito de esta actividad es dar un primer paso hacia la desestigmatización de las barras con respecto a los daños ocasionados a Transmetro después de los partidos. “Uno de los compromisos que ellos hacen es permanecer en la tribuna 10 minutos después de que todo el mundo salga del estadio, precisamente por la preocupación por nuestro patrimonio”, dijo.

Por su parte, el gerente de Transmetro, Ricardo Restrepo, expresó que a través de la Ruta Barranquilla Convive “seguimos formando vigías que se apropian, cuidan y hacen buen uso del sistema. Son ellos mismos quienes transmiten este mensaje a toda la ciudadanía”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta