Exhabitantes de calle contagiarán de alegría a los asistentes al desfile Carlos Franco

0
33

Brillo en los ojos y alegría en el corazón es lo que irradian a su paso 60 exhabitantes de calle que participarán el próximo domingo 11 de febrero en la Gran Parada Carlos Franco. La música y el baile son la excusa perfecta para poder mostrar que, más allá de sus historias, la vida cada día les brinda oportunidades para reinventarse.

La fiesta es de todos resume la participación de estos hombres y mujeres que no estarán como espectadores ni como recicladores, en esta ocasión serán protagonistas del desfile, ese que por muchos años vieron de lejos.

Para algunos será la segunda vez que participarán de este evento, y para otros será el cumplir un sueño, ese que inició cuando decidieron dar el primer paso y tener la fuerza de voluntad para transformar su vida.

El proceso de decirle sí a una nueva oportunidad de vivir en condiciones dignas ha sido liderado por la Secretaría de Gestión Social del Distrito, con el apoyo y el cariño de la primera dama del Distrito, Katia Nule.

El parque Almendra, ese lugar que para muchos de ellos sirvió por años de dormitorio, es curiosamente el escenario donde por espacio de tres meses han preparado toda la coreografía con la que esperan recibir los aplausos que, en su gran mayoría, no recuerdan haber recibido jamás.

Rememorando su época de reina del Carnaval, la primera dama les enseñó algunos de los pasos del baile que podrán disfrutar los asistentes a la Gran Parada Carlos Franco.

“A mí me encanta el Carnaval y verlos a ellos disfrutar y estar alegres, es algo que me emociona mucho. Ellos reciben todo el cariño y afecto en nuestro hogar de paso, han aprendido a leer y escribir, los atendemos integralmente y qué bueno es verlos así de contentos, entusiasmados y participativos”, sostuvo Katia Nule.

“Salón Burrero Pa’ La Calle” es el nombre de la comparsa que también está integrada por funcionaros del programa Habitante de Calle, quienes han sido fundamentales en el proceso de cambio que han tenido estos seres humanos que hoy gozan de una segunda oportunidad.

Alimentación, atención médica y nutricional, actividades lúdicas y recreativas, entre otros servicios, son brindados en el hogar de paso, un espacio que se ha sido testigo de la transformación de cientos de personas que han encontrado la oportunidad de volver a creer.

No hay comentarios

Dejar una respuesta