Gobernador entrega ayudas y anuncia solución definitiva al problema de arroyos en Malambo

0
93

 

El más reciente crecimiento del arroyo El Sapo en el municipio de Malambo que afectó a más de un centenar de familias, permitió, una vez más, activar el plan de contingencia que lo ejecutan los entes y las autoridades responsables de la prevención y atención de desastres.

El gobernador del Atlántico, Eduardo Verano De la Rosa, el alcalde de Malambo, Efraín Bello y el subsecretario para la Gestión del Riesgo de Desastres, Edinson Palma visitaron gran parte de las viviendas afectadas por las fuertes lluvias en el barrio El Manguito como parte de las acciones que se han realizado para atender esta emergencia.

Verano De la Rosa informó que las 86 casas averiadas del sector han sido atendidas de manera oportuna y que la entrega de las frazadas y alimentos hacen parte de los compromisos rutinarios de este tipo de eventualidades.

“Hoy no hemos venido solamente a entregar estos insumos, hemos venido a presentar una solución definitiva que va de la mano con un proyecto que adelanta el gobierno municipal que está invirtiendo $1.900 millones para que los cuerpos de agua no afecten las propiedades de los moradores del sector”, dijo.

El mandatario departamental hace referencia a un estudio hidráulico sanitario que viene realizando la Alcaldía de Malambo y que ya está estructurado, pero necesita que la Gobernación del Atlántico intervenga el arroyo El Sapo en otro sector más alto para que no se siga afectando el barrio El Manguito que está en una zona baja.

“Estamos juntos en todo esto y queremos que la gente no siga pasando dificultades por estos temas y también le decimos a la comunidad que no sigan construyendo en zonas cercanas a los arroyos porque el peligro es inminente”, anotó.

El alcalde de Malambo, Efraín Bello, destacó el respaldo del gobernador Verano para que su proyecto alcance la integralidad que necesita el municipio. “Nuestra iniciativa contempla la ampliación de un box colvert y un canal para llevar las aguas hacia la calle 30, y si a eso le sumamos el aporte que hoy nos da el Gobernador tendremos al arroyo El Sapo canalizado”.

El subsecretario para la Gestión del Riesgo de Desastres del Atlántico informó que lo solicitado por el alcalde de Malambo incluye un estudio hidráulico que se debe hacer en “aguas arriba” para determinar de dónde provienen las aguas, qué cantidad máxima tiene el caudal y hacia donde se deben encausar.

“La experiencia del Atlántico en prevención y atención de desastres es incuestionable. Cada vez que ocurre una emergencia por fenómenos naturales se activan los planes de contingencia y de una todas las organizaciones involucradas saben lo que tienen que hacer y los afectados al final de cada suceso reconocen esa experticia que tenemos para salir de la dificultad”, anotó Palma Jiménez.

En lo ocurrido en Malambo, los afectados hoy reconocen la efectividad de la sinergia con la que actuaron esas organizaciones, Adaljisa Amarís y Cristina Pérez, dos de las afectadas, manifestaron que “las ayudas llegaron, que son muy necesarias y que la solución definitiva es la canalización del arroyo en la parte alta”.

Una vez más la Gobernación del Atlántico demuestra que el trabajo colectivo e integrado de las distintas organizaciones aliadas siempre deja resultados altamente positivos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta