Jorge Acosta, exvolante de la Selección de Estados Unidos llegó a su natal Barranquilla cargado de regalos para los jóvenes futbolistas

0
193

Cuando todo parece indicar que va a claudicar en el intento, saca esfuerzos de donde no los tiene, y con el apoyo de su familia y amigos cercanos, sigue al frente de esta hermosa labor, que ya lleva 13 años.

“Para este año, conté no sólo con el respaldo de los niños y padres de familia de mi escuela de fútbol, y las más cercanas donde yo trabajo en Estados Unidos, sino también con amigos de otras ciudades como Miami, y en Colombia, como Bogotá y Barranquilla, que quisieron adoptar escuelas, y apoyarlas con uniformes. La verdad estoy muy feliz y agradecido con todos ellos” manifestó Acosta.

¿En qué consiste esta misión?

Desde hace 13 años, Jorge se dio cuenta, de como muchos niños y jóvenes, en New Jersey donde reside, después de terminar sus vacacionales de fútbol, dejaban su indumentaria deportiva a un lado, para seguir con sus vidas normales. Fue así como este barranquillero pensó en recoger todo este material, y traerlo a su ciudad de origen, para que los chicos de acá, de escasos recursos, tuvieran la oportunidad de practicar este deporte.

“La sonrisa en la cara de estos niños, es mi felicidad. Es mi mayor premio” agregó Acosta, que en la década de los 90, se destacó en equipos de la MLS, Deportivo Cali y Real Cartagena en Colombia, además de estar convocado para la selección de los Estados Unidos, de cara al mundial de USA 94, pero una lesión lo sacó de ese gran sueño orbital.

Para esta temporada, “el pelao” Acosta, le apuntará a escuelas de fútbol del barrio La Chinita, y sectores aledaños, con el apoyo también de la Policía Nacional. “Esta será la tercera vez, que nuestra fuerza pública se una a ésta bella causa. Quiero al tiempo, rendirle un homenaje a nuestros héroes caídos del pasado atentado al CAI del barrio San José. Ellos son nuestro ejemplo” puntualizó Jorge.

No hay comentarios

Dejar una respuesta