Las Fuerzas Militares y su compromiso con los derechos humanos y el DIH

0
102

El Comando General de las Fuerzas Militares a través de la Jefatura de Derechos Humanos y DIH Conjunta emite instrucciones para la creación de las oficinas de derechos humanos en sus unidades del Ejército Nacional, la Armada Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana con el propósito de establecer funciones y optimizar su coordinación en el manejo de este tema.

Su origen se basa en la necesidad de intensificar los esfuerzos encaminados a tener una coordinación interinstitucional que permitiera una comunicación adecuada, el seguimiento y el archivo actualizado de casos sobre presuntas violaciones de derechos humanos, así como los esfuerzos encaminados a capacitar, promover y proteger los derechos humanos en el marco del desarrollo de la estrategia nacional contra la violencia.

La Fuerza Pública en cumplimiento de su deber constitucional, garantiza los derechos y libertades de la población, también trabaja en favor de grupos especiales que requieran atención diferenciada, en los términos del Art. 13 de la Constitución.

El Sector Defensa fija pautas generales de prevención y protección que deben ser difundidas a todo nivel por parte de la Fuerza Pública. El conocimiento de los derechos y deberes de estas comunidades facilita la creación de espacios de diálogo, concertación y entendimiento mutuo. A su vez, el reconocimiento y respaldo a las autoridades legítimas por parte de los miembros y representantes de estas comunidades redunda en seguridad y bienestar general.

Desde el 2003 el Comando General de las Fuerzas Militares intensificó su atención a las poblaciones más vulnerables comenzando con la protección y prevención en situaciones de desplazamiento forzado con el fin de proteger a la población civil y defender sus derechos en cumplimiento del objetivo de la Política de Defensa y Seguridad del Estado.

El Comando General también emite políticas para las Fuerzas Militares en materia de protección de los derechos humanos de sindicalistas y defensores de derechos humanos, con el fin de que las Fuerzas Militares en ejercicio de sus funciones propendan en todo tiempo por el respeto de la labor, que dentro de la sociedad cumplen los líderes sindicales y defensores de derechos humanos, siempre que ésta se desarrolle dentro del marco legal vigente.

En el 2005, el Comando General además imparte órdenes e instrucciones para el desarrollo de actividades, con el fin de evitar el reclutamiento forzado por parte de grupos al margen de la ley en todo el territorio nacional.

Es así como se fortalece y afianza la política de Comando General en materia de protección de los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes, incluyendo los desvinculados de grupos armados organizados.

De igual forma, en temas de comunidades étnicas, el Comando General fortaleció la Política de reconocimiento, prevención y protección de los derechos humanos de los Afrodescendientes, Negros, Palenqueros y raizales, Indígenas y Rrom o gitanos asentadas en el territorio colombiano.

Es de resaltar que el Comando General también implementó el sistema de recepción de quejas y reclamos por presuntas violaciones de los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario atribuidas a integrantes de las Fuerzas Militares, con base en los principios de responsabilidad, confianza, celeridad, trasparecía, credibilidad y eficacia, encomendando esta tarea a la Inspección General de la Fuerzas Militares.

En la instrucción de los miembros de la Fuerzas Militares se creó un instrumento primordial para la capacitación la ‘Pista de Derechos Humanos’, la cual cuenta con siete estaciones que representan escenarios y situaciones donde se deben actuar aplicando los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, de esta manera los militares sabrán qué hacer cuando se encuentran con la realidad en el área de operaciones. Además se capacita en el buen trato al enemigo, al herido en combate, los derechos del capturado, las normas para la defensa de la vida de la población civil, las reglas del comportamiento y el respeto por las autoridades y la legislación indígena, entre otras.

En el 2013, se capacitaron curricular y extracurricularmente a 346.724 miembros a nuestras Fuerzas, en el 2014 a 528.765 miembros, en el 2015 un total de 260.000 miembros, en el 2016 a 250.000 miembros y durante el 2017 han sido capacitados 67.000, siendo unas Fuerzas comprometida con el conocimiento del tema y pionero en el respeto y protección de los DDHH.

En los temas tratados en las capacitaciones se encuentran Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, Niños, Niñas y Adolescentes, Prevención del Reclutamiento Ilícito, Prevención Violencia Sexual con ocasión del conflicto, Personal Capacitado en Pistas de Derechos Humanos y DIH, Legislación Indígena y Afrodescendiente, Población rural y semirural y Equidad de Género, entre otros.

No hay comentarios

Dejar una respuesta