Los ‘Guardianes de la Convivencia’ asumieron rol de soldados por un día

0
77

Curiosos, atentos y puntuales. Así llegaron 50 de los jóvenes del programa de Atención a la Conflictividad Juvenil (ACJ), impulsado por el Distrito de Barranquilla, a las puertas del Batallón Paraíso, dispuestos a vivir la experiencia de un día como soldados del Ejército Nacional.

Desde las 6:00 de la mañana, los ‘Guardianes de la Convivencia’ se desplazaron desde la urbanización Las Gardenias y los barrios Carrizal, El Bosque, Rebolo y San Luis, hasta el Batallón de Policía Militar No. 2, situado en la carrera 68 con calle 79.

La jornada arrancó con el saludo oficial en la Plaza de Armas y, con total disciplina, los chicos se dispusieron a cumplir su primer reto: formar un bloque que debía permanecer en completo orden hasta el final del día. Acto seguido, comenzaron a trabajar en su preparación física con una rutina de estiramiento, para luego pasar a los 30 minutos de trote.

A medida que avanzaba el día, los chicos aprendían conceptos de “orden cerrado” de los militares y su importancia en la formación básica del soldado. Las voces de mando como “¡a discreción!” y “¡firmes!” cobraron sentido, y entendieron que todo tiene un porqué: desde los ejercicios de gimnasia básica, como las flexiones y el salto alto, hasta marchar correctamente, pues son hábitos que fomentan la disciplina y el respeto con sus compañeros y superiores, además de la motivación para lograr sus objetivos.

Duván Gómez, de 21 años, se unió a los ‘Guardianes de la Convivencia’ en el 2016, y desde entonces ha estado muy activo en las actividades del programa. Entusiasmado por vivir el rol como soldado, afirmó que “hoy nos hemos dado cuenta de que su trabajo no es nada fácil”, y agregó que un día le gustaría “ser parte de ese equipo que cuida a los ciudadanos”.

El jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Yesid Turbay Pereira, afirmó que trabajar de la mano con la población juvenil es una de las tareas constantes de la Administración Distrital.

“Estamos muy contentos por los pasos que día a día damos con estos jóvenes. Trabajar de su mano, estar en su ambiente y compartir con ellos es lo que nos ayuda a entender su dinámica, y esto es precisamente lo que nos va a permitir avanzar en temas de convivencia”, dijo Turbay.

En ese sentido, el jefe de la dependencia explicó que “la dinámica de ser soldado por un día permite ampliar la visión del mundo de los ‘Guardianes de la Convivencia’, además de fomentar su desarrollo integral. En la medida que ellos entiendan la labor de quienes prestan su servicio para la seguridad del país, se fortalecerá su relación tanto con las autoridades como con su entorno”.

Por su parte, el comandante del Batallón de Policía Militar No. 2 del Ejército Nacional, teniente coronel Augusto Camperos, se dirigió a los jóvenes y los felicitó por aceptar el reto de conocer de primera mano la experiencia en el cuerpo militar.

“Ustedes son personas que proyectan su futuro y quieren mejorar. Estas actividades nos llenan de satisfacción, ya que muchas veces ayudamos a sacar adelante el proyecto de vida de estos jóvenes, tanto en lo personal como profesional”, dijo el comandante.

No hay comentarios

Dejar una respuesta