Nuevo panfleto amenaza con “erradicar” líderes/as del movimiento social

0
28

Con gran preocupación el movimiento LGBTI tuvo conocimiento de un panfleto fechado del día 13 de octubre de 2017 en el que el grupo Autodefensas Gaitanistas de Colombia declara “Plan Pistola contra la Unión Patriótica” en el que aseguran que “vienen desarrollando operaciones militares en todos los territorios nacionales donde tienen presencia con el propósito de mantener el orden social y la democracia de nuestro país”.

Renglón seguido, se proponen “erradicar de Colombia cualquier vestigio de izquierda o todo lo que vaya en contra de las políticas sociales que caracteriza nuestra ideología y que atenta contra nuestro pueblo”.

De igual forma, señalan a la Unión Patriótica de “organización criminal y objetivo militar”, “dando instrucciones precisas y claras a nuestras unidades para dar de baja a sus principales líderes”.

Les sugieren, además, “renunciar a sus cargos a más tardar el viernes 20 de octubre” y manifestarlo públicamente; de lo contrario, “empezaremos nuestras acciones militares”. Señalando algunos nombres de líderes/as, les sentencian 72 horas luego del 21 de octubre para que se vayan del país “o para afiliarse a una funeraria”. Finalmente, advierten que “vienen” por las/los defensores de Derechos Humanos.

Es importante resaltar que dentro los 10 nombres que aparecen en el panfleto, se encuentra el del activista LGBTI oriundo de la ciudad de Barranquilla, Nixon Padilla. Miembro del Colectivo León Zuleta, representante de los LGBTI en el Consejo Nacional de Paz y líder fundador del proceso de movilización LGBTI Por la Paz, del que Caribe Afirmativo hace parte.

Desde la Corporación Caribe Afirmativo rechazamos este tipo de actos que atentan contra la seguridad de las y los defensores de Derechos Humanos, así como de las y los miembros del partido político Unión Patriótica, pues dificulta la construcción de una sociedad en paz inclusiva y respetuosa de las creencias, vivencias y sentires de las y los colombianos.

Nos preocupa el crecimiento que esta práctica de las amenazas panfletarias viene teniendo en el país, poniendo en riesgo la vida de las (os) activistas de Derechos Humanos, particularmente de las personas LGBTI. En 2017 solo en la Región Caribe circularon 27 amenazas de esta categoría, que generaron en algunas personas situaciones de desplazamiento forzado, agresiones físicas, e incluso tentativas de homicidio. En la última semana tres amenazas de estas han sido conocidas por nosotros: el pasado 7 de octubre en Santa Bárbara, Magdalena, un panfleto atribuido a las Autodefensas amenazaba de muerte a los hombres gais de algunos corregimientos del municipio; el martes 10 de octubre una amenaza escrita similar puso en riesgo la vida de las mujeres trans del municipio de Aguachica, Cesar.

Hacemos un llamado al Gobierno nacional para que tome acciones inmediatas que prevean y garanticen el derecho a la vida de sus ciudadanas (os), y cumpla con su deber de defender su integridad. No podrá haber paz mientras la muerte sea un latente para quienes alzan la voz. Así mismo, consideramos que este hecho, acompañado de las recientes amenazas a personas LGBTI en la región Caribe y la advertencia que este grupo hace contra defensoras y defensores de Derechos Humanos es una muestra del fortalecimiento de bandas criminales en el país, y de la falta de interés y compromiso del estado con la construcción de una paz real.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta