Uninorte se une a la lucha contra el caracol africano

0
107

“El caracol africano está catalogado como una de las 100 especies invasoras más agresivas del mundo, es decir, no es un problema que se limita a Colombia o a Barranquilla sino que se ha diseminado por todo el planeta. Es por eso que las recomendaciones que usualmente se hacen sobre todo de parte de las autoridades ambientales siempre son de reportar su presencia para que un grupo de personas capacitado para su manejo pueda tratarlos”, señala el también investigador.

Es por eso que la Universidad del Norte se ha sumado a la lucha contra su propagación a través del campus iniciando distintas campañas de preparación que dan a conocer a la comunidad universitaria qué es el caracol africano, cómo identificarlo y a quién reportarlo si se encuentra dentro de las áreas verdes de la universidad. Así mismo, se han realizado capacitaciones con el personal técnico y operativo de jardinería y servicios generales para que estos sepan qué hacer cuando obtienen un reporte de aparición del caracol africano.

Por otra parte, la Universidad del Norte comprometida mitigar la propagación de esta especie ha emprendido una campaña para controlar los focos de invasión, identificando dónde están agrupados los moluscos y realizando acciones para conseguir controlar su proliferación, retirando suelo infectado o material vegetal donde estos puedan reproducirse.

El caracol africano llegó al país con fines comerciales, su baba es utilizada con fines cosméticos. Además de que también es considerado en algunas partes del mundo como un manjar gastronómico exquisito. Las recomendaciones principales son no tener contacto directo con éste, evitar su consumo  y eliminar de los jardines madera o elementos que puedan servir de refugio para el caracol.

“Lo más importante es recordarle a la comunidad de que al ser una especie invasora por más de que en la Universidad se controle el problema sigue vigente para la ciudad. Es un problema que si bien se puede controlar no debemos bajar la guardia, por lo tanto la recomendación es estar bien informado e informar a las autoridades ambientales para que ellos se encarguen de su tratamiento”, enfatiza Rojas.

Entre las características más notables para la identificación de éste molusco conocido científicamente como Achantia fulica, está que no superan los 20cm de tamaño siendo adultos y su concha suele ser de color marrón con manchas verticales de color amarillo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta