EN VIDEO: Este es el caso de maltrato que sufrió Leidy Franco, quien recibió una brutal golpiza de su novio

0
102

Un nuevo caso de maltrato contra la mujer sacudió a Colombia al inicio de esta semana, se trata de Leidy Franco, una abogada de la Universidad del Cauca, de 24 años quien decidió no seguir callando y denunciar el brutal ataque que sufrió de manos de su novio, diego Felipe Varona.

La denuncia la hizo por redes sociales y en pocos minutos se hizo viral por la crudeza de las imágenes que detallan paso a paso el drama que tuvo que vivir, luego que una invitación a comer con su novio terminara con el aciago hecho que le dejó marcas visibles y una fractura de tabique.

“Soy Leidy F ranco, abogada de la Universidad del Cauca, tengo 24 años y he tomado la determinación de denunciar públicamente al señor Diego Felipe Varona que hasta el momento de los hechos que aquí relato, era mi novio”, inició su denuncia pública Leidy.

En el comunicado cuenta que el pasado 9 de septiembre asistió con el novio y algunos amigos a la celebración de su grado en Administración de Empresas, según la joven todo iba bien hasta que se presentó una escena de celos por parte de Varona, “me insultó con toda clase de ofensas y epítetos impublicables en una de sus acostumbradas escenas de celos”.

“A renglón seguido abandonó el restaurante y yo salí en su búsqueda para tratar de calmarlo. Una vez nos subimos a su carro, pasó de los insultos a los golpes. La golpiza fue tan brutal y de tal magnitud que perdí el conocimiento. Ignoro cuántos minutos duró mi inconciencia. Solo recuerdo que cuando recuperé el sentido, escuché que llamaba  a mis padres diciéndoles que yo había tenido un percance y que me iba a llevar a la clínica”, continua su relato publicado en su cuenta de Facebook.

Es en ese momento cuando ella se da cuenta de la gravedad de las heridas, “mi cara, mis manos, mi ropa estaba ensangrentada y no resistía tocarme la nariz, pues como se comprobó más adelante me había roto el tabique nasal. Mi cara estaba como adormecida y mi ojo derecho lo sentía inflamado y mi visión era borrosa”.

En medio de la confusión y debido a la gravedad de las heridas, ella permitió que la llevara a la clínica y ahí fue la última vez que supo de él, “como mujer quiero hacer esta denuncia porque el silencio no puede ser el recurso de hombres o mujeres víctimas de la violencia, que permiten que sujetos como este cometan este tipo de delitos y queden en la impunidad”.

La joven termina su relato asegurando que entablará las denuncias correspondientes ante las autoridades, “hago un llamado que esa justicia sea pronta y ejemplar para que este tipo, con quien en mala hora tuve una relación, sea sancionado, no solo por la justicia, sino por la sociedad”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta