523 casos de hurto de energía en Villa Campestre y zona turística de Puerto Colombia

0
191

• Otra cantera fue detectada con irregularidad en sus instalaciones eléctricas.

Como parte de las acciones de control de energía y evitar el hurto de la misma personal técnico especializado de Air-e desarrolló acciones en los sectores de Villa Campestre, Lagos de Caujaral, Salgar, Sabanilla y el casco urbano de Puerto Colombia.

Durante 712 visitas a predios industriales, comerciales y residenciales se encontraron 523 irregularidades como conexiones directas, intervención de acometidas, manipulación de medidores y equipos de medida que ni siquiera estaban registrados en el sistema comercial de la compañía.

Para el caso de Villa Campestre se realizaron 45 acciones y se detectaron 25 irregularidades; en Lagos de Caujaral de 6 predios visitados fueron encontradas 5 irregularidades; Salgar de 77 acciones se detectaron 63 irregularidades; Sabanilla 43 inspecciones y hubo 33 irregularidades y en el casco urbano de Puerto Colombia se 541 visitas hubo 397 irregularidades.

Otra cantera con irregularidades

En inmediaciones de la autopista al Mar entre Barranquilla y Puerto Colombia se detectó otra cantera con irregularidad en sus instalaciones eléctricas.

Durante la inspección técnica a la cantera finca El Refugio se estableció que se evadía el pago real del consumo de energía de las instalaciones de la cantera dedicada a la comercialización de arena y piedra.

De acuerdo con los estimativos se estableció un consumo no facturado del orden de los 7 millones 366 mil pesos.

Por otra parte, en el centro de Barranquilla se encontraron presuntas irregularidades en tres predios comerciales en el centro de la ciudad.

Inicialmente en el Hotel Barranquilla Inn en la carrera 44 con la calle 43 donde se detectó una línea directa por fuera del la medida y en el local de la Comercializadora La Mejor en la calle 7 con la carrera 43, dedicada a la comercialización y almacenamiento de granos se manipulaba la entrada de los transformadores de corriente para evadir el pago real del consumo de energía.

Mientras tanto, en el centro de la ciudad también se impuso un comparendo por la Policía por modificar o alterar redes o instalaciones de servicios públicos a un local donde funciona un establecimiento de confecciones en la calle 34 con la carrera 38 por tener unas conexiones directas por fuera del equipo de medida.

Para el caso del barrio El Campito se encontró una manipulación de medidor en un local en donde funcionan varios cuartos fríos a la altura de la carrera 11 con la calle 36B.

Sobre el particular, el ingeniero Ramiro Castilla Andrade, Gerente de Air-e en el Atlántico insistió en que la manipulación de los medidores y la infraestructura eléctrica es un delito tipificado en el Código Penal como Defraudación de fluidos.

“Actualmente hay cerca de 30 investigaciones penales por hurto de energía y avanzamos en nuevas denuncias contra aquellas personas o establecimientos comerciales en donde se insiste en obtener la energía en forma irregular”, dijo.

Finalmente señaló que es importante que los clientes legales reporten cualquier tipo de manipulación de las redes llamando al 115 o al 123 de la Policía Nacional.

No hay comentarios

Dejar una respuesta