Amazonía: Concurso internacional financiará proyectos innovadores que solucionen impactos ambientales de la minería artesanal

0
333
Por Milton López Tarabochia
  • El “Gran Reto de la Minería Artesanal: La Amazonía” tiene como objetivo encontrar soluciones innovadoras a los efectos negativos que genera la minería de oro artesanal y de pequeña escala en la Amazonía. El Gran Reto cuenta con más de 1 millón de dólares para auspiciar a diferentes ganadores y las inscripciones se reciben hasta el 10 de noviembre de 2021.

En países tan diferentes como Ecuador y en Mozambique se logró que la minería artesanal y de pequeña escala (MAPE) deje de generar impactos negativos considerables en el aire y en la salud humana, gracias a la implementación del Sistema de Captura de Mercurio, una solución innovadora desarrollada por un equipo de expertos liderado por Adam Kiefer,  profesor distinguido del Departamento de Química de Mercer University (USA). Dicho equipo pudo hacer realidad este invento gracias a su participación en el Gran Reto de la Minería Artesanal, concurso cuyo objetivo en el 2021 es encontrar soluciones innovadoras a este tipo de minería, pero ahora en la Amazonía.

El “Gran Reto de la Minería Artesanal: La Amazonía” es una competencia que busca innovaciones que mejoren los efectos ambientales y sociales de la minería artesanal y de pequeña escala aurífera en la región amazónica, de acuerdo a la información de su página  web oficial. “El Gran Reto 2021 busca más que una solución, busca cómo hacer esa solución una realidad”, dice Adam Kiefer.

El requisito principal que se necesita para postular al Gran Reto es que la invención sea un prototipo funcional o una prueba de concepto lista para ponerse a prueba. Además, dicha innovación debe producir resultados medibles en relación a la reducción, la mitigación o la eliminación del daño (del MAPE) a los recursos hídricos, el suelo, la biodiversidad o la salud humana, de acuerdo a la web del Gran Reto 2021.“Para postular no tienes que ser un inventor como Elon Musk. No requerimos algún requisito académico, buscamos innovadores de base, aquellos que realmente entienden cómo funcionan las cosas en las comunidades”, afirma Matthew Chambers, inversor de impacto social de Chambers Federation, empresa de inversión acreditada que forma parte de quienes financiarán las tecnologías ganadoras en el Gran Reto de la Minería Artesanal: La Amazonía 2021.

“El tema debe ser transfronterizo y transectorial. Nos interesa también llegar a soluciones que se pueden aplicar en la Amazonía desde otros países”, precisa Ignacio Montero, Líder Senior en Innovación y Alianzas de Conservation X Labs (CXL), ONG organizadora de la competencia en cuestión.

El financiamiento del Gran Reto por la Minería Artesanal se debe gracias al esfuerzo conjunto de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Fundación Gordon y Betty Moore, Microsoft y ESRI. Si eres un innovador y quieres participar en el Gran Reto, junto a tu equipo, ingresa a la página web oficial aquí y llena tus datos en el formulario para iniciar el proceso.

¿Qué se busca en una solución innovadora?
Matthew Chambers de Chambers Federation señala como punto importante que entre los factores que hacen ganadora a una solución innovadora es que pueda ser usada por las comunidades. “Con el pasar de los años este sector (la minería aurífera) ha sido marginal, considerada ilegal. (…) Estamos hablando de personas que usan herramientas manuales primarias para hacer minería. Así que algo muy tecnológicamente avanzado va a ser muy complicado de ser aplicado en el campo. Por eso deben ser tecnologías fáciles de usar”, enfatiza.

Por ejemplo, el prototipo ganador de Adam Kiefer, el Sistema de Captura de Mercurio, no solo cumplía con reducir el impacto ambiental de la actividad minera, sino que producía un impacto positivo en la economía local. “El Sistema de Captura de Mercurio es relativamente económico, fácilmente modificable y, lo más importante, ha sido eficaz durante las pruebas  de campo, incluso en las tiendas de oro. Sin embargo, para tener un impacto significativo basado en la aplicación de nuestra innovación, debemos hacerla accesible a los propietarios de tiendas, comunidades y gobiernos para garantizar que la tecnología sea aceptada, adoptada y utilizada de manera segura”, explica el profesor de Mercer University (Estados Unidos).

Dicho proyecto ha sido aplicado con resultados exitosos no solo en Mozambique (África) y en Ecuador, sino en Perú y Guyana, agrega el profesor Kiefer. Detalles del Gran Reto Ignacio Montero de CXL explica que, en estos momentos, está abierta la etapa de aplicación técnica hasta el 10 de noviembre del 2021. En esta etapa se presenta sólo la solución, su potencial e impacto socioambiental, así como los detalles de los miembros del equipo.

En el caso que el prototipo pase a la siguiente fase, formará parte de una lista corta, de 10 a 20 finalistas, los cuales sí podrán postular al primer financiamiento para acelerar la evolución de la solución. En esta etapa sí se presenta un plan de trabajo con presupuesto detallado.

Los equipos estarán participando por obtener financiamiento de entre 30 a 60 mil dólares, los cuales se deberán invertir en un lapso de seis meses con constante monitoreo de resultados (etapa llamada de aceleración). En esta etapa los proyectos recibirán acompañamiento profesional para el desarrollo del producto, así como del modelo de negocio (contacto con inversores potenciales, fondos de impacto y capitales de conservación). Los beneficios, no solo serán económicos, los equipos también contarán con la asesoría de expertos. Finalmente, habrá ganadores que recibirán 100 mil dólares cada uno. La capacidad de gasto será sin restricciones.

“No olvides que tú puedes tener la gran solución, pero si no puedes entrenar a la población en cómo usarla, enseñarles su importancia y cómo motivar a utilizarla, nunca serán utilizadas”, aconseja Adam Kiefer, líder del equipo del Sistema de Captura de Mercurio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta