Aseguadoras SOAT cometen fraude para no pagar a las clínicas

0
109

Con base en una serie de denuncias formuladas ante las autoridades competentes por varios afectados, La Otra Verdad  tuvo conocimiento de los presuntos actos delictivos por empleados de la empresa de investigaciones Global Red LTDA. Bucaramanga, quienes convierten accidentes reales de tránsito en fraudes para no pagar a las víctimas.

En las denuncias a las cuales tuvo acceso este medio, se establece que Global Red LTDA Bucaramanga, representada legalmente por Hernando Arturo Quijano Ruiz, incurrió en los delitos de falsedad en documento privado, divulgación y empleo de documentos reservados, acceso abusivo a un sistema informático, en que habría incurrido la referida empresa.

Uno de los afectados, quien pidió reserva de su identidad, aseguró que Global Red falsificó la información académica de sus empleados para demostrar ante las compañías de seguros que estas personas tienen formación académica para realizar este tipo de actividades.

“Eso no es cierto. Esos empleados falsificaron certificados supuestamente expedidos por instituciones educativas”, precisó nuestra fuente.

La Otra Verdad conoció un derecho de petición presentado por un centro de salud de la ciudad en el cual solicitó a la Fundación Universal de Estudios Técnicos, Univertec, para que comprobara si esos empleados eran egresados de esa corporación, y la misma aseguró que en los libros de la entidad ni en las actas encontraron soportes que evidencien que esos empleados fueran egresados de la institución.

Los empleados a los que hace referencia la denuncia responden a los nombres de Luis Miguel Redondo De Avila y Osman de Jesús Reyes. “Estas dos personas no cursaron estudios en esta institución. Cualquier documento que acredite el proceso de información académica en esta entidad carece de veracidad. Dejamos en manos de las autoridades competentes ls investigaciones necesarias para determinar la responsabilidad de atribuirse un titulo que no les corresponde, valiéndose del buen nombre de esta institución educativa”, afirmó la Fundación Universal de Estudios Técnicos, Univertec.

De igual modo se puedo establecer que estas personas sobornaron a empleados administrativos de un reconocido centro de salud de Barranquilla para que sustrajeran de la institución historias clínicas que son reservadas del centro asistencial porque son de pacientes víctimas de accidentes de tránsito amparados por las pólizas SOAT expedidas por sus clientes.

“Luego de esto, procedían a alterar la información de los accidentes, plasmando en los formatos de declaración de siniestros información que no corresponde con la realidad de lo ocurrido, con el fin de reportar a las aseguradora que las atenciones prestadas no correspondían a accidentes de tránsito; convirtiendo una atención real de un accidente de tránsito en un fraude , con el fin que las aseguradoras no pagaran a las clínicas la atención prestada y así justificar ante las aseguradoras el contrato millonario que tienen con éstas.

Otra modalidad delictiva utilizada por los referidos empleados de Global Red, era constreñir con amenazas a los pacientes para que ellos mediante declaración juramentada en notaría declararan que la lesión por la cual recibieron atención médica en la IPS no correspondía a una lesión producida por un accidente de tránsito; dicha declaración era dictada en su totalidad por los empleados de Global Red y manuscrita por el paciente, según lo manifestado por  pacientes que fueron  constreñidos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta