Así fue el triste adiós que Silvestre Dangond le dio a Jorge Oñate

0
164

En medio de un conmovedor adiós, Dangond interpretó una canción dedicada a su padrino el Jilguero de América.

En la canción lo acompañó en el acordeón Álvaro López y en medio de la canción Dangond resaltó «esa era la nota que lo volvía loco».

“Pensé que Dios me lo iba a regalar por muchos años más”, le dijo Silvestre al maestro fallecido.

En medio de la canción a Silvestre se le quiebra la voz por la tristeza que le produce cantarle a su amigo y maestro.

Silvestre terminó su interpretación con “Vuela alto jilguero, vuela alto”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta