Barranquilla, ¿sitiada por las bandas criminales venezolanas?

0
1284

Barranquilla ha aumentado su población en cerca de un 10 por ciento debido al ingreso de venezolanos a la ciudad y, aunque la mayoría de ellos son personas trabajadoras que vienen en busca de las oportunidades que les negaron en su país, hay una minoría que llega a la ciudad, prueba de ello son las cifras de capturas que hacen a diario las autoridades: dos de cada cinco capturados son venezolanos.

Carlos Arias, experto en seguridad ciudadana, explica que la delincuencia proveniente de Venezuela es más feroz y letal, «hay varias razones para asegurar esto, una de ellas es que vienen de un conflicto armado civil que se está viviendo en las calles de ese país; otra es que llegan a un país con un sistema judicial débil y permisivo; además de esto, el delincuente venezolano no tiene cerca a su entorno social o familiar, lo que le permite actuar con mayor libertad y sin temor a una exposición social si llegara a ser capturado».

A estas consideraciones le podemos sumar que el ciudadano colombiano es de naturaleza pacífica y un ciudadano de bien, por lo regular nunca está armado.

Y es ahí donde se aborda la problemática social del porte de armas para los civiles, «la mayoría de veces estas armas están en poder de la delincuencia y rara vez el ciudadano de bien, tiene la oportunidad de defenderse», explicó Arias.

Pero si bien es cierto que sería contraproducente armar a los ciudadanos, se debería fortalecer a la fuerza pública y que sean ellos, los que finalmente cumplan son el deber de proteger a la ciudad.

Diariamente los titulares de la prensa tienen que ver con la inseguridad en Barranquilla, incluso algunos hechos spn tan graves como la explosión de una granada en pleno centro de la ciudad o como los dos más recientes hechos, la muerte de un taxista en medio de un atraco y la muerte de una mujer de 42 años, también por oponerse al robo de su teléfono celular.

En el hecho de la granada quedó demostrado el vínculo con la extorsión y en los audios que se han podido sacar a la luz pública se evidencia que en la mayoría hay marcado acento venezolano.

Si bien es cierto que los dos atracos donde resultaron muertas las víctimas, no se ha comprobado  que hayan sido cometidos por venezolanos, «tienen un marcado ‘modus operandi’ que utiliza la delincuencia; en las múltiples investigaciones que realicé le escuché decir a un bandido en Caracas: es que los muertos no oponen resistencia y se dejan quitar todo», aseveró el experto en seguridad ciudadana.

Finalmente todo se vuelve un negocio con el se patrocina la compra de armas y al comprar armas se fortalecen las estructuras criminales y el problema se agrava si trae un modelo de violencia como el que a diario ocurre en las calles de Venezuela.

VEA ESTE VIDEO:

No hay comentarios

Dejar una respuesta