Caravanas de la Seguridad han controlado 132 fiestas durante toque de queda

0
198
  • Localidad Norte-Centro Histórico no reportó llamados a las autoridades. 

Una oportunidad para poner en práctica la responsabilidad con el bienestar de todos es lo que vive Barranquilla durante la aplicación del toque de queda y la ley seca decretados por el Distrito para preservar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad durante el sábado 13 y el domingo 14 de febrero, fechas que correspondían a la celebración del Carnaval.

La presencia en las calles de instituciones como la Policía Metropolitana de Barranquilla, Oficina de Seguridad Ciudadana, Secretaría de Gobierno, Armada Nacional, Fuerza Aérea y Ejército de Colombia, tuvo como objetivo no solo garantizar la aplicación de las medidas, sino hacer un llamado al cuidado general en nuestras comunidades.

Las Patrullas COVID y la Policía Metropolitana reportaron 132 fiestas apagadas y 20 atenciones a comercios, así como 65 traslados a la Unidad de Servicios Especializados en Convivencia Ciudadana y Justicia (UCJ).

Los casos atendidos por parte de las Caravanas de la Seguridad en las localidades fueron los siguientes: Norte-Centro Histórico, 0.0 %; Riomar, 1,7 %; Suroccidente, 22,8 %; Suroriente, 31,6 %; y Metropolitana, 43,8%.

Los operativos de control para el toque de queda y la ley seca se iniciaron con una Caminata por la Seguridad en la localidad Suroriente, en el sector de la carrera 8 y barrios aledaños. Esta actividad se hizo a través de una articulación interinstitucional con la participación de la Policía Metropolitana de Barranquilla, Oficina de Seguridad Ciudadana, Secretaría de Gobierno, Armada Nacional, Fuerza Aérea, Ejército de Colombia.

El jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón, hizo un llamado a ser responsables con el cumplimiento de las disposiciones de mantenernos en nuestras casas: “Este es un momento en el que todos debemos poner de nuestra parte, por eso, con las autoridades, hacemos un mayor acompañamiento a la ciudadanía para procurar el acatamiento de estas medidas que buscan salvar vidas”.

En total fueron 45 caravanas recorriendo las 5 localidades, haciendo presencia en puntos priorizados y donde se habían recibido denuncias por parte de la ciudadanía. La Policía dispuso el refuerzo de 400 uniformados.

Asimismo, las Patrullas COVID participaron en la regulación y control de fiestas y aglomeraciones, así como la revisión de la correcta aplicación de los protocolos de bioseguridad. Este equipo está conformado por abogados, psicólogos y trabajadores sociales que, además, brindan pedagogía a la comunidad y facilitan procesos de mediación en caso de ser necesario.

La ciudad vive una circunstancia histórica. La cancelación de una Batalla de Flores no ocurría desde febrero de 1947, cuando un accidente aéreo en el que fallecieron el futbolista Romelio Martínez y varios acompañantes motivó la suspensión de la programación oficial del Carnaval.

De acuerdo con el decreto 0028 del 4 de febrero de 2021, el toque de queda y la ley seca rigen desde las 6:00 p.m. de este sábado 13 de febrero hasta las 5:00 a.m. de este lunes 15 de febrero.

Las autoridades hacen un llamado a cumplir con las medidas establecidas y a colaborar con las denuncias de situaciones que pongan en riesgo la vida de los barranquilleros, a través de la Línea COVID 3851246, la línea 123 y las redes sociales oficiales de Alcaldía Distrital de Barranquilla o de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana.

No hay comentarios

Dejar una respuesta