Comedor escolar del Megacolegio Olga Emiliani se utiliza como bodega de sillas dañadas

0
1817

La denuncia de la comunidad es puntual: el comedor del Megacolegio Olga Emiliani, está siendo utilizado para guardar enseres y sillas en desuso, “Me parece muy triste que aquí estudié yo y ahora ver que un comedor infantil que puede proveer alimentación a los niños, se encuentre como una chatarrería prácticamente”, aseguró Jorge Noguera, exalumno de la institución educativa.

En el colegio estudian cerca de mil 500 niños a quienes el comedor les sería de gran utilidad en especial porque son menores de edad de los estratos uno y dos. “este comedor duró un año y después por razones que nadie entiende comenzaron a guardar sillas y mesas, este colegio se ha convertido en el barco del olvido, es necesario que el comedor del Megacolegio Olga Emiliani se abra nuevamente y así poder beneficiar a los 1.440 niños que estudian aquí”, agregó Noguera.

“Son niños que algunas veces vienen de municipios y veredas cercanas y los papás no tienen para darle los cinco o seis mil pesos que cuesta un almuerzo y las jornadas de estudio son muy largas, hemos tenido casos de niños que se han desmayado”, expresó Jhonny Angarita, representante del Consejo de padres de Familia del colegio.

COLEGIO 3
Como una bodega de sillas dañadas es utilizado el comedor estudiantil del Megacolegio. Foto: Disney Bonilla – La Otra Verdad.

No es el único problema

Aunque la ausencia de comedor es la mayor problemática que afronta la institución educativa, este problema es solo uno de los muchos que se pueden evidenciar, “a los escenarios deportivos les falta una cubierta, para nadie es un secreto que aquí las temperaturas alcanzan los 34 grados con sensaciones térmicas de hasta 40 grados, esos niños hacen educación física en esas condiciones”, enfatizó Angarita.

“La petición a la Administración es que den una mirada hacia aquí, que se conduelan y que nos ayuden, que ayuden a estos niños que son el futuro de Barranquilla”, añadió el representante de los padres de familia.

Respuesta de la Administración

El caso fue llevado ante Karen Abudinen, secretaria de Educación de Barranquilla, quién no dudó en dar una pronta respuesta, “vamos a revisar el tema, o sea hay que revisar porque también hay que hacer unas inversiones, sin embargo la voluntad la tenemos, hablaremos con el rector y con la persona a quien contratamos para el tema de esta matricula, pero lo importante aquí es garantizar los derechos de los niños y les aseguramos que están totalmente garantizados”.

COLEGIO 1
Esta sería la cocina del comedor infantil, dos estudiantes miran el abandono en que se encuentra. Foto: Disney Bonilla – La Otra Verdad

No hay comentarios

Dejar una respuesta