Con mejoras y dotación, Centro de Desarrollo Infantil Carlos Meisel reabrió sus puertas

0
323
  • En total se benefician 300 niños en modalidad familiar y 140 en modalidad institucional. 

A un mes de enterarse de su embarazo, Elvia Castilla empezó a programar lo que sería su preparación para la llegada de su pequeña hija. Fue en el Centro de Desarrollo Infantil Carlos Meisel donde recibió desde el primer momento el acompañamiento y complementos para su gestación.

Tras el nacimiento, ambas reciben la mejor atención. A Isabell Cristina, de 3 meses, le hacen estimulaciones una vez a la semana, y Elvia aprende los cuidados que toda madre primeriza debe tener.

“Es gratificante para nosotras, como madres, porque a veces no tenemos la posibilidad de tener estos espacios para que los niños aprendan y tengan un crecimiento en su motricidad fina y gruesa. Cuando nació la niña, de inmediato entró al CDI, en enero, y viene una vez a la semana para que hacer estimulaciones, también recibimos charlas al momento de darle el seno, la alimentación que debemos tener, cómo cuidarlos, cómo bañarlos, entre otros temas”, expresó esta barranquillera de 24 años.

Como Isabell, en total se benefician 300 niños en modalidad familiar y 140 en modalidad institucional, con la reapertura de este Centro de Desarrollo Infantil, tras ejecutar obras de mantenimiento y reparación como el sistema de iluminación exterior, la instalación de canales de aguas lluvias, intervención de acabados y fachada, mantenimiento de baños y acabados generales, obras que fueron ejecutadas por Edubar.

En un recorrido por las instalaciones, el alcalde Jaime Pumarejo señaló que no solo se está estrenando la infraestructura que se está arreglando en este y otros Centros de Desarrollo Infantil, sino también se estrena la dotación.

“En todos nuestros CDI los niños llegan ahora a ver una dotación nueva que les permite desarrollarse integralmente y tener interacción con otros niños, y de esa manera mejorar su razonamiento, su lógica, su capacidad de comunicación y su motricidad. Todas estas herramientas les permitirán triunfar en el futuro”, expresó el mandatario.

El alcalde Pumarejo destacó que la atención a los niños de la primera infancia de Barranquilla ha sido destacada por el Gobierno nacional como ciudad modelo en sus CDI y atención a los niños, por lo que la Administración distrital seguirá invirtiendo y trabajando con mucho amor, cariño y dedicación por ellos.

A su turno, el secretario de Gestión Social, Santiago Vásquez, manifestó que en total son 47.800 niños los beneficiados por este programa. “Estamos reabriendo el CDI Carlos Meisel, pensando en los niños de la ciudad, brindándoles cada vez mejores condiciones, para atenderlos y hacerlos felices”.

El funcionario agregó que en estos espacios los niños reciben una atención de calidad con un talento humano preparado, dándoles cuatro tiempos de alimentación con el 70% del contenido calórico nutricional que necesitan.

Por su parte, la jefa de la Oficina de Primera Infancia, Patricia Vargas, señaló que el retorno a la presencialidad ha sido clave para el desarrollo de los más pequeños. “Es clave e importante la interactividad que tienen los niños con los docentes y los niños entre ellos mismos para desarrollarse correctamente. Invitamos a los padres de familia a que sigan vacunando a sus hijos y que se vacunen ellos”, puntualizó.

No hay comentarios

Dejar una respuesta