Dimensiones históricas registra la mejora en la calidad del servicio de energía en Atlántico, Magdalena y La Guajira

0
239

La transformación del servicio de energía en Atlántico, La Guajira y gran parte del Magdalena registra dimensiones históricas gracias a la operación de la empresa Air-e que cumple el primer año como prestador del suministro eléctrico en estos departamentos de la región Caribe.

Durante el 2021, la mejora en la calidad ha sido del 30% gracias a un robusto plan de inversiones y a las decisiones administrativas de los directivos para agilizar los procesos al interior de la compañía en beneficio de los clientes.

Frente a la duración de las interrupciones en horas o SAIDI, la empresa asumió el primero de octubre de 2020 un indicador de 120,26 horas promedio anual. El mercado atendido presentaba a agosto de 2020 un indicador acumulado de 67,47 horas promedio y con las acciones adelantadas se obtuvo con corte al mismo periodo de 2021 un indicador acumulado de 46,18 horas promedio; lo que evidencia una mejora del 32%.

Así mismo, en cuanto al SAIFI, es decir, el número de veces que se presentan interrupciones en el servicio, la empresa asumió el primero de octubre de 2020 un indicador de 104,03 veces promedio anual. El indicador presentaba a agosto de 2020 un acumulado de 89,31 veces promedio, mientras que para el mismo corte del 2021 el indicador acumulado es de 60,68 veces promedio; lo que evidencia una mejora del 32%.

Esto quiere decir, por ejemplo, que habitantes de barrios en Santa Marta como Alcázares, Los Cocos, Bavaria o El Centro, entre enero y agosto de 2020 percibieron en promedio 34,21 horas en cuanto a la duración de las interrupciones, mientras que en el mismo periodo de 2021 este indicador fue de 14,89 horas, es decir, una mejora del 56%. En cuanto a la cantidad de interrupciones pasaron de 84,85 a 16,82 veces, un avance del 80%
Por mencionar otro caso, los clientes del circuito Horno Camarones, en La Guajira, de enero a agosto de 2020 tuvieron 101,20 interrupciones del servicio y en igual periodo de este año pasaron a 32,62 veces, un avance del 68%.

“La mejora ha sido muy significativa pues se recibió la red eléctrica en deterioradas condiciones y en algunos casos con activos a punto de colapsar por sus altos niveles de sobrecarga o mal estado. En cuanto a la cargabilidad de líneas de media tensión – alta tensión estaban al 50% del límite; el 60% de los transformadores estaban sobrecargados y en un 60% los circuitos de media tensión”, aseguró Jhon Jairo Toro, Gerente General de la empresa.

Dentro del plan de acción, Air-e cifró sus esfuerzos en instalar y reponer 10 transformadores de potencia para fortalecer la capacidad de las subestaciones, las cuales presentaron altos niveles de sobrecarga y que han afectado a poblaciones como Maicao en La Guajira, Plato, Fundación y Aracataca, entre otras en Magdalena; reflejando que en el transcurso de este y los próximos años el sistema hubiese colapsado y la región hubiese
enfrentado numerosos periodos de racionamiento con directa afectación a una gran cantidad de habitantes de los municipios que hoy son atendidos por la compañía.

Igualmente, se avanza en un plan de modernización de equipos al interior de las subestaciones para garantizar su buen funcionamiento y monitoreo 24 horas de los 365 días del año.

La inversión desde la entrada en operación ha sido del orden de $304.496 millones y con el apalancamiento del Gobierno Nacional se llevan a cabo más de 300 proyectos de mejora eléctrica.

En esta materia, la empresa adelanta un sinnúmero de obras en el Atlántico como la nueva subestación Caracolí, subestación Norte, modernización de la subestación La Unión, obras en la subestación Silencio, subestación El Río, adecuaciones en la subestación Malambo, subestación Ponedera, nuevos circuitos eléctricos en Barranquilla, Malambo y Soledad.

Para el caso del Magdalena, se ejecuta la ampliación de la subestación Bonda, la cual tiene adicionalmente la puesta en marcha de nuevos circuitos y tendrá una línea adicional que la conectará con la subestación Santa Marta. En la Zona Bananera se amplía la subestación Zawady y se hace la reposición de las estructuras de la línea Río Córdoba-Fundación.
En el casco urbano de Santa Marta y Ciénaga se hace una intervención integral de nuevas redes en 38 barrios aproximadamente, beneficiando alrededor de 46.068 clientes.

En La Guajira, se han intervenido subestaciones en el sur del departamento, obras en alta, media y baja tensión. Además, la instalación de nuevas redes en barrios de Riohacha.

En cuanto a Maicao, municipio fronterizo y con vocación comercial, se amplía la subestación y adicionalmente se construyen nuevos circuitos eléctricos para un mayor respaldo.

En cuanto a la normalización del servicio de barrios eléctricamente subnormales se trabaja en los proyectos de Las Marías en Riohacha; La Esmeralda y Las Américas en Barranquilla; La Fe en Dios en Santa Lucía y Santa Rosa en Sabanalarga (Atlántico) y Puebloviejo en Magdalena. Para el caso de Martinete se hizo la electrificación de este corregimiento en
jurisdicción de Remolino.

Además, a través del fondo Prone están en proceso de contratación obras por $128.086 millones para 35.334 familias que viven en condiciones de subnormalidad eléctrica en Atlántico, Magdalena y La Guajira.

Atención al cliente
Una de las principales dificultades encontradas por Air-e al asumir la prestación del servicio fue un deficiente call center para atender las inquietudes de los clientes.

El nivel de servicio en la Oficina Telefónica sólo era del 63% en octubre de 2020 y con nuevos proveedores de la mayor experiencia y con una robusta tecnología se pasó a un nivel de atención del 95% a fecha de agosto de 2021.

En el inicio de operaciones solo se contaba con 130 agentes y se incrementó a 177 a corte del mismo mes del presente año. Igualmente se ampliaron en un 33% los canales de llamadas (troncales).

Para el caso de las oficinas comerciales se pasó de 33 a 44 oficinas y fueron remodeladas 29 para una atención más cómoda y eficiente a los clientes.

Mientras tanto, antes de finalizar el año se pondrá en marcha un moderno sistema informático de gestión comercial para fortalecer el proceso de facturación de la compañía.

Dentro de las acciones para estar más cerca de los clientes se han desarrollado 48 jornadas integrales “Me gusta tu energía”, principalmente en poblaciones intermedias con el fin de solucionar las inquietudes sobre el servicio de energía y acceder a convenios de pago.

Como parte de estas acciones cerca de 140 mil clientes en los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira han realizado convenios de pago con deudas del antiguo operador.

Gestión social
El diálogo social con las comunidades ha sido permanente para el desarrollo de las inversiones de la compañía; asimismo con gobernadores, alcaldes, entes de control, gremios, asociaciones, líderes, presidentes de juntas comunales, entre otros.

El área de Valor Social pasó de contar con 20 gestores comunitarios a 88, como parte del proceso de transformación del servicio, desarrollando mesas de trabajo con actores claves y talleres sobre uso responsable y seguro de la energía con los que se han educado a 133.560 personas.

Como parte de sus compromisos, pusieron en marcha cuatro líneas de acción: Energía Consciente, Generación de Ingresos, Mentes líderes y Territorios de Equidad. Por otra parte, en alianza con el SENA se firmaron convenios con las regionales de Atlántico, Magdalena y La Guajira de la entidad para la formación y generación de empleo.

Hurto de energía, el gran reto
Uno de los retos más importantes de la compañía, además de la mejora del servicio, es seguir bajando los índices de robo de energía. Las acciones avanzan con proyectos de aseguramiento de la red. Sin embargo, hay clientes que insisten en manipular y obtener la energía en forma antitécnica e ilegal.

Por esto, la compañía desarrolla un trabajo conjunto con la Fiscalía y la Policía Nacional para hacerle frente a la alarmante problemática. De octubre de 2020 a la fecha, 64 personas han sido capturadas por manipulación ilegal de las redes y dentro de procesos judiciales de defraudación de fluidos.

El hurto de energía se traduce en deterioro en la calidad del servicio. Donde hay fraude, los trasformadores se saturan. Las pérdidas de energía a nivel nacional son del orden del 15% y en los tres departamentos donde opera Air-e es del 32%, a fecha de agosto.

En la actualidad, el fraude de energía es del orden de 60 mil millones de pesos al mes y adicionalmente está impactando el costo de la factura de los usuarios. En consecuencia, es importante crear conciencia en la ciudadanía que aquellos que hurtan energía nos roban a todos. Quienes están en la legalidad sienten un impacto en su bolsillo si continúan estos actos delictivos.

Ante este preocupante panorama la empresa aumentará los controles para evitar el fraude, pero se requiere que la comunidad denuncie ante las autoridades a quienes manipulan y roban energía, ya sea a través de la línea 115 o con la Policía.

Compromiso con la región
Al cumplirse el primer año de gestión con avances en materia de mejora del servicio e inversiones es importante resaltar el acompañamiento de gobernadores, alcaldes, congresistas, Gobierno nacional y la misma comunidad.

Sin duda, la transformación del servicio de energía en la región ha dado pasos fundamentales, pero aún falta un largo camino por recorrer. En este sentido, la empresa ha estado cumpliendo en dimensiones históricas, por eso, hace énfasis en el círculo virtuoso que consiste en la mejoría del servicio, el pago puntual de la factura y en evitar la manipulación de redes eléctricas.

Las inversiones de Air-e deben continuar para contar con una red eléctrica en excelentes condiciones que le permita contar a los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira con un servicio sólido y confiable.

“Hemos mejorado el servicio en dimensiones históricas pero para que esta mejora sea sostenible necesitamos que nuestros clientes asuman el compromiso del pago oportuno y denuncien a quienes roban energía. Esto es lo que denominamos el circulo virtuoso y es la formula para que, de una vez por todas, se transforme el servicio de energía en la región”, puntualizó el ingeniero Jhon Jairo Toro, Gerente General de Air-e.

No hay comentarios

Dejar una respuesta