Distrito pide no bajar la guardia con las medidas preventivas por mosquitos en época de lluvias y calor

0
154

Los cambios de temperatura que por estos días se vienen presentando en Barranquilla aumentan los riesgos de enfermarse por las picaduras de mosquitos como el Aedes aegypti, transmisor del dengue; y el Culex, que produce comezón y molestias.

La Secretaría Distrital de Salud recomienda tapar los recipientes que almacenen agua, eliminar aquellos que no se utilicen, mantener limpia la vivienda, podar periódicamente los jardines y recoger todo tipo de desechos y basuras en los patios y en la calle que puedan servir como criaderos de mosquitos. De igual forma, utilizar repelentes contra insectos e instalar anjeos en puertas y ventanas.

El mosquito Aedes aegypti, transmisor de enfermedades como el dengue, el zika y el chikunguña, se reproduce en agua limpia estancada, mientras que el Culex en arroyos, charcos y a orillas de los ríos, y causa molestias, rasquiña e infecciones en la piel.

Acciones que adelanta el Distrito

De acuerdo con información de la Secretaría Distrital de Salud, en lo que va corrido del año se han presentado 380 casos de dengue en la ciudad, mientras que el año anterior en la misma fecha se diagnosticaron 908. Las localidades que más reportan casos en su orden son: Localidad Suroccidente, 163; Metropolitana, 88; Suroriente 57; Norte – Centro Histórico, 38 y Riomar, 15. Sin registro de direcciones, 19.

En cuanto a las acciones que adelanta la Oficina de Salud Pública, durante este año se han inspeccionado 41.665 viviendas y revisado 223.455 depósitos con agua; se encontraron además 508 casas con criaderos del mosquito Aedes, de los cuales se eliminaron 406. También se han realizado 283 fumigaciones intradomiciliarias en casos de personas diagnosticadas con dengue y se han llevado a cabo 6.338 llamadas telefónicas, 70 capacitaciones virtuales y 67.143 charlas casa a casa sobre prevención de dengue.

El secretario distrital de salud, Humberto Mendoza Charris, recalcó el compromiso de la comunidad frente a la prevención del dengue, ya que aún se siguen encontrando depósitos con criaderos del mosquito Aedes, como los tanques plásticos y de cemento, las plantas acuáticas y otros recipientes, en el interior de las viviendas.

“Insistimos en evitar el estancamiento de agua en baldes, canaletas, llantas, botellas y demás objetos, que son el principal foco de reproducción del mosquito en las casas; es importante limpiar, tapar, voltear y revisar todos estos objetos que quedan a la intemperie en los patios. En estos casos es clave e importante prevenir la enfermedad”, agregó el funcionario.

El dengue se caracteriza por fiebre, dolor en los huesos, dolor de cabeza, dolores en las articulaciones, pérdida del apetito y dolor en la parte posterior de los ojos; y en casos graves, sangrado en las encías, en la orina, moretones en la piel, dolor abdominal, diarrea o vómito persistente.

No hay comentarios

Dejar una respuesta