En Barranquilla, inversión social del Distrito llega a niños y adultos mayores

0
496
  • Este domingo hubo caravana y caminata para decirle no al trabajo infantil, la caravana partió del parque Bosques del Norte y la caminata desde el Gran Malecón.  

Con un enfoque de inversión social, que tiene dos terceras partes de su presupuesto dirigido a programas para mejorar las condiciones de vida de la población, la atención a niños y adultos mayores tiene hoy prioridad en Barranquilla.

La mayor parte de los dineros públicos va a seguridad alimentaria para sectores vulnerables, salud, educación, asistencia social, estilos de vida saludable, entre otros. “En Barranquilla tenemos un verdadero gobierno social”, afirma el alcalde Jaime Pumarejo. “Aquí cada peso que recibimos se invierte bien, llevándolo a donde más se necesita. Falta mucho todavía, pero vamos por el camino correcto”, agrega.

El gerente de Desarrollo Social, Alfredo Carbonell, precisa que “el 68% de los recursos que invierte la Alcaldía se destinan a la inversión en el ser humano, esto representa que para el último año se invirtieran $2,2 billones”.

A los niños y a los adultos mayores, por su condición de vulnerabilidad, se les brindan programas diseñados especialmente para ellos, en los que se les garantiza una atención integral, el cariño y la protección a sus derechos que necesitan para su pleno desarrollo.

“En los programas de seguridad alimentaria llegamos a 200.000 beneficiarios diariamente, desde la primera infancia, pasando por los niños de nuestros colegios públicos, a través de los programas de alimentación escolar, adultos mayores, que reciben su atención diariamente y habitantes de la calle”, agrega Carbonell.

Con el Día contra el trabajo infantil, este domingo 12 de junio, y el Día de toma de conciencia sobre abuso y maltrato en la vejez, el miércoles 15 de junio, organizaciones internacionales y entidades públicas refuerzan sus políticas de protección a estos sectores vulnerables de la población. Barranquilla muestra avances importantes en esta materia.

Cobertura en aumento:

  • 200.000 beneficiarios en seguridad alimentaria.
  • 126.000 niños atendidos por el Programa de Alimentación Escolar (PAE).
  • 8.260 adultos mayores atendidos en Centros de Vida.
  • 47.800 niños y madres gestantes en el Programa de Recuperación Nutricional.
  • 80.280 raciones alimentarias para habitantes de calle.
  • 400 becas para docentes, 300 para Maestría en Educación y para Especialización en Estudios Pedagógicos.
  • 121 colegios beneficiados con el programa Soy Bilingüe.
  • 16.000 beneficiarios de actividades recreativas y deportivas.

Que no trabajen los niños 

Con el propósito de erradicar el trabajo infantil y la violencia hacia niños y adolescentes, el Distrito implementa varias acciones, entre ellas ‘Por los Niños del Semáforo’, orientada a restablecer los derechos de aquellos que han sido identificados en condición de vulnerabilidad en la calle.

‘Por los Niños del Semáforo’ es un proyecto de la Secretaría de Gestión Social, promovido por la gestora social Silvana Puello, para la prevención y erradicación del trabajo infantil, con el que se restablecen los derechos de los niños que han sido identificados en condición de trabajo infantil. Para ello se hacen búsquedas activas en las calles junto a las autoridades competentes como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Policía de Infancia y Adolescencia, Migración Colombia y otras.

Con este proyecto los niños reciben atención con profesionales en psicología, apoyo psicosocial, acceso a la educación, atención en salud, nutrición y vida saludable, talleres de prevención en drogadicción y embarazos en adolescentes, actividades deportivas y culturales. Los padres de estos menores participan en la Escuela de Padres y allí se les brinda apoyo psicológico y psicosocial, pautas de crianza, capacitación y apoyo en emprendimiento y empleabilidad.

“Para lograr un verdadero cambio, debemos hacerlo juntos, desde el Distrito e involucrando a los ciudadanos para que seamos coequiperos en la construcción de ciudad”, explica la gestora social Silvana Puello.

Bajo la premisa ‘Transformando realidades’, las iniciativas que impulsa la gestora social están beneficiando a más de 40.000 personas, especialmente niños, adolescentes, jóvenes, adultos mayores y habitantes de calle.

Primero ‘los más pequeños’

La atención integral a los más pequeños no es un juego de niños para la Alcaldía de Barranquilla. Por eso, la nutrición, la recreación y la educación son algunas de las ofertas principales del Distrito, a través del Programa de Atención Integral a la Primera Infancia y la Secretaría Distrital de Educación, para brindar el acompañamiento necesario a los niños en pro de su desarrollo integral.

«En convenio con el ICBF, logramos desarrollar nuevas experiencias que llenan de alegría el corazón de 47.800 familias barranquilleras. Barranquilla, además, va más allá de la atención, y con los proyectos y eventos llegamos a toda la ciudad, sin importar estrato, población o edad», explica la directora de Primera Infancia, Patricia Vargas.

Estos 47.800 niños beneficiados incluyen población migrante y con discapacidad. Ellos reciben atención en Centros de Desarrollo Infantil (CDI), Desarrollo Infantil en Medio Familia (DIMF) y Hogar Comunitario de Bienestar Integral (HCBI).

El Centro de Desarrollo Infantil atiende niños entre 2 y 5 años para su educación inicial, alimentación, acompañamiento en salud, nutrición y todo el cumplimiento de sus derechos. La modalidad de Desarrollo Infantil en Medio Familia promueve el desarrollo de los niños desde la etapa de gestación hasta los 2 años. Y en los Hogares Comunitarios de Bienestar Integral el agente educativo recibe en su hogar a niños menores de 5 años para la atención en nutrición, pedagogía y acompañamiento a las familias de manera integral.

El programa de Primera Infancia de Barranquilla, desde el año 2018, tiene el reconocimiento de ser el mejor a nivel nacional, con el 92,27% con una calificación ‘sobresaliente’, derivada de la medición anual realizada por el ICBF a través de su herramienta IDEAS (Índice de Desempeño de las Entidades Administradoras de Servicio).

Asimismo, con las acciones del programa de Primera Infancia, y el apoyo de la Secretaría de Salud, Barranquilla hoy es modelo nacional en vacunación a niños entre los 3 y 11 años, con más del 90% de esta población con al menos la primera dosis aplicada y el 70% con segunda dosis, según datos del Ministerio de Salud.

Al salón de clases

Para asegurar que los niños lleguen a los salones de clase, Barranquilla ha venido liderando acciones para ampliar su infraestructura educativa, con colegios más amplios que facilitan educar con calidad a la mayor cantidad de niños y jóvenes, con programas de lectura, bilingüismo, matemáticas y otras áreas básicas. 160 sedes han sido intervenidas con obras de adecuación, además de mejoramiento en 28 colegios y mantenimiento en 14 más.

En cobertura educativa, entre 2008 y 2021 hubo un incremento de más de 30.000 matrículas nuevas en las 154 escuelas públicas de la ciudad, con más de 210.000 niños y jóvenes en instituciones educativas oficiales.

Una educación de calidad también pasa por formar a los maestros. Entre 2015 y 2021 se entregaron 485 becas en especialización y maestría a los docentes, permitiéndoles ampliar sus conocimientos para ponerlos en práctica dentro del aula de clase. En este 2022, 360 maestros más obtendrán la financiación del 100% en posgrados.

Una de las principales apuestas de la educación pública es la enseñanza del inglés desde los grados de primaria a través del programa ‘Soy Bilingüe’, de la Secretaría Distrital de Educación. Desde el año 2020 Barranquilla asumió el reto de formar a la generación bilingüe del mañana, con un modelo de enseñanza y aprendizaje del inglés desde los primeros años en las escuelas oficiales de la ciudad. Hoy, este programa llega a más de 60.000 estudiantes y 900 maestros de 121 colegios públicos focalizados. El próximo año las 154 instituciones educativas de la ciudad harán parte del programa, para lo cual ya se preparan con más de 80.000 recursos didácticos en inglés entregados por esta administración a cada colegio.

Estos programas tienen inclusión de niños con discapacidad, en situación de enfermedad, estudiantes con capacidades y talentos excepcionales, y estudiantes con trastornos del aprendizaje.

Un complemento importante en la calidad educativa es el Programa de Alimentación Escolar (PAE), que en Barranquilla atiende a 126.000 niños y se ha convertido en un referente nacional, con reconocimiento del Ministerio de Educación y la Unidad de Alimentos para Aprender.

Prioridad a los adultos mayores

8.260 adultos mayores están recibiendo atención este año en 121 centros que están ubicados en las 5 localidades del Distrito, incluyendo los corregimientos de Juan Mina y Eduardo Santos La Playa, y la vereda Las Nubes.

Los Centros de Vida son un espacio de disfrute, garantizando el envejecimiento activo, promoviendo la integración de las personas adultas mayores a la vida social y cultural, y se les prepara para enfrentar los cambios, tanto físicos, mentales y sociales, que su edad implica.

En los Centros de Vida fijos la oferta institucional se desarrolla cuatro días a la semana en dos jornadas, mañana y tarde.

Para los Centros de Vida al Parque las actividades son 2 días a la semana de acuerdo con las condiciones de bioseguridad de cada parque.

Los adultos mayores reciben raciones de alimento, actividades de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, valoraciones interdisciplinarias y jornadas de actividad física, en el marco de la atención integral que reciben en los centros de vida y centros de bienestar.

Al mismo tiempo, 27.000 adultos mayores se benefician del subsidio Colombia Mayor en el Distrito de Barranquilla.

Para los habitantes en condición de calle, la meta es llegar a más de 2.000 ciudadanos que deambulan por diferentes sectores de la ciudad, a quienes se les han identificado una serie de necesidades que se deprenden de su proceso de reinserción social.

Con el programa de recuperación social de los habitantes de la calle, en el Centro de Acogida Día y en el Hogar de Paso se entregan raciones alimenticias, dotación de elementos de aseo personal y, en materia profesional, se les brinda apoyo psicosocial, de salud, albergue, educación, alimentación, actividades recreativas, estrategias para prevenir el suicidio, entre otras.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí