EN CÁMARAS Y LUCES, LO QUE CUENTA ES LA IMAGEN

0
208

En las últimas décadas, los ataques a la propiedad privada y el vandalismo en el espacio público han crecido sobremanera en las capitales de países latinoamericanos. Dejar la casa sola o andar despreocupado en el vecindario son costumbres que van dejándose de lado a merced de mayores recaudos.

Así como se analiza cualquier movimiento simple, hoy por hoy, el cuidado continuo lleva a equiparnos con elementos con los cuales tener más claridad y control a distancia sobre los sitios donde moverse. Entonces que un pequeño ojo de metal pueda vigilar y seguir las acciones de cualquier individuo o rincón ya no es algo privativo de las películas de ciencia ficción.

HACIENDO FOCO

Inalámbricas, eléctricas, a batería, con conexión WIFI, con cable USB o Bluetooth. Entre tantos campos, la tecnología también abrió un abanico de posibilidades para el universo de las cámaras de video. Si el viejo dicho “una imagen vale más que mil palabras”, conserva una vigencia plena en tiempos de redes 2.0., es porque aquello que se reflejada ante la vista apela a un impacto único.

Las cámaras de seguridad ya no son solo patrimonio de los grandes centros comerciales o de dependencias del Estado, también pueden ser empleadas en espacios privados del hogar o en casas de descanso de fin de semana. Un sencillo lente puede brindar la tranquilidad que se necesita para proteger las actividades de los seres más queridos y cuidar las pertenencias más preciadas.

DOMOS Y BALAS

A grandes rasgos, lo primero que hay que saber antes de decidirse a contar con una cámara es que los modelos principales que se conocen se dividen en dos: las Domo y las Bullet.

Las cámaras modelo Domo son mayormente empleadas en espacios interiores. Como su denominación indica imitan la forma de una pequeña cúpula discreta y de fácil adaptabilidad a los techos en el interior, capaz de rotar, incorporando una mayor perspectiva desde su eje.

Por su parte, las bullet, como su definición en inglés infiere, tienen una forma alargada al estilo de un proyectil, direccionada, y son empleadas de forma disuasoria preferentemente en las calles más importantes de una ciudad o en la puerta de  ingreso a edificios.

ESPIAS Y VIGIAS

Podrás sentirte en una misión de James Bond o en cualquiera de la Guerra Fría al oír que existen cámaras espías. Se trata de cámaras de tamaño diminuto, que se activan por un sensor a través del movimiento que registran. En el hogar se opta por colocarlas camufladas en los marcos o en los techos para que pasen desapercibidas y puedan tomas imágenes del interior de un ambiente o habitación sin que ninguno de los allí presentes se percate. Su accionar semeja al gatillar constante de una cámara de fotos.

Las cámaras espías además pueden ser denominadas minicámaras y ser usadas hasta en el automóvil para estar al tanto de cualquier movimiento nocturno, las cámaras de seguridad wifi tienen la virtud de poder ser controladas a través de una red inalámbrica por medio de una computadora a distancia. De este modo, se cuenta con acceso al dispositivo desde una conexión usando el mouse para rotar la dirección del foco y tener un mayor control del espacio vigilado.

Ya que se mencionó al cine, vale decir que dentro de la programación televisiva, las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia se convirtieron en un género en si mismo. Usadas por las fuerzas preventivas de seguridad y como pruebas en instancias judiciales, el material por ellas recabado, son un elemento documental que no puede soslayarse en la vida vertiginosa de hoy donde las sensaciones más profundas pasan por la imagen.

LEDS AQUÍ Y ALLA

Para que haya imagen debe haber luz. Tanto en la calle como en la casa, en los últimos años el acrónimo LED se incorporó al habla cotidiana. Su significado en inglés es “Light Emitting Diode” cuya traducción literal es “Diodo emisor de luz”. En Electrónica, Diodo es el nombre del componente que permite la circulación eléctrica entre dos terminales en un solo sentido, bloqueando el paso en el sentido inverso.

A diferencia de una lámpara luminosa corriente, las lamparas led convierten directamente la energía y poseen una duración estimada entre 20000 a 50000 horas, lo cual las torna una opción de ahorro interesante. Además, de las formas más creativas y llamativas, es posible encontrar rollos y cintas LED con luces de colores ideales para recrear un espacio lúdico o de diversión dentro de la casa.

Por su parte, el bombillo led de uso común en los hogares pueden ser de forma espiralada, redonda o de vela y permiten un mayor ahorro tanto como son menos contaminantes para el medio ambiente que una bombilla incandescente por no contener mercurio.

ADENTRO O AFUERA

Las lámparas de pared internas o externas sirven para iluminar lugares de tránsito en el hogar o espacios específicos como la cocina o el living. Pueden emplearse apliques delicados acorde al color de la pintura para que sobresalgan, pero la intención principal es que puedan ser vistos sin notarse demasiado. Se ubican en lugares superiores con el fin de que el ángulo de iluminación puede alcanzar una superficie lo más grande posible.

Más reducido es el espacio que pretenden ambientar las luces led habitación al crear con su fulgor una atmósfera propicia acorde al color de luz que se opte: desde un amarillo más cálido hasta un blanco más frío. Si bien los efectos beneficiosos para el descanso se siguen discutiendo, es indudable que, con su intensidad, recrean las ganas de una actividad relajada como la lectura.

MEJORES LUCES

En resumen, optar por lámparas LED en reemplazo de las lámparas de consumo bajo convencionales se puede considerar tanto desde el precio hasta su diseño, como por su vida útil, la potencia, su rápido y constante encendido, la diversidad de variantes de tonos y el beneficio ecológico que producen.

Desde ya, ojalá este artículo haya echado luz y seguridad a tus próximas decisiones que tomes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta