EN VIDEO: Brunilda, la tortuga que se salvó de ser cocinada en un restaurante de Barranquilla

0
739

Esta historia inició con uno de los controles que la Policía Ambiental de Barranquilla hace comúnmente en temporada de Semana Santa; cuando los oficiales llegaron a un restaurante en el sector del centro de la ciudad, ya todo estaba listo, la olla estaba hirviendo y junto a ella estaba Brunilda, una hicotea, que cazadores furtivos sacaron de su hábitat para ser comercializada.

La mala suerte de Brunilda, como cariñosamente la llamaron, fue ser vendida a un restaurante, para que se convirtiera en uno de los platos típicos que se sirven en Semana Santa en la Costa Caribe, sin embargo, la buena fortuna llegó con este tipo de controles que hacen los uniformados de la Policía.

Año tras año estos animalitos son sometidos a un cruel tratamiento; para su cocción, son sumergidos vivos en agua hirviendo; por fortuna, la tortuga pudo ser rescatada y luego liberada en un hábitat seguro para ella.

“Brunilda estaba ya a punto de ser cocinada en agua hirviendo, cuando la Policía Ambiental llegó, la pudo salvar de este acto tan inhumano que se está haciendo con Brunilda e inmediatamente es puesta a disposición de las autoridades ambientales y hoy estamos haciendo la liberación de Brunilda para que ella vuelva y se reintegre a su medio ambiente”, explicó la teniente Jeimy Vargas, jefe de la seccional de Protección y Servicios Especiales de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

Esta práctica es cruel y se evidencia en la Costa Caribe Colombiana donde cada año son sacrificadas cientos de hicoteas, especialmente en la Guajira, Sucre y Córdoba, donde son ofrecidas como platillos exóticos por las redes sociales.

“Cada espécimen de la fauna silvestre merece estar en libertad, vemos como oportunamente llegamos y ya prácticamente la olla hirviendo para depositarla viva; el calvario que sufren estos animales en Semana Santa es bien difícil, a ellas las someten vivas a una olla caliente y precisamente antes que esto sucediera logramos rescatarla y hoy va a estar disfrutando de su libertad en un entorno acuático y reproduciéndose”, contó el Intendente Jefe Ever González, director de la Policía Ambiental en Barranquilla.

Pero Brunilda no fue la única que se salvó, ese mismo día fueron rescatados 47 animales, entre babillas, serpientes, especies de aves silvestres y tortugas; estas especies son sometidas a un proceso de readaptación a la vida silvestre para finalmente ser liberadas y eso era precisamente nuestro objetivo, acompañar a esa liberación y en especial la de Brunilda, que se convirtió en un símbolo de animales amenazados por la mano del hombre.

“Nosotros hacemos parte de la Red de Amigos de la CRA, aquí nos entregan animales que han sido decomisados, que han sido maltratados, nosotros los recuperamos y posteriormente se los entregamos nuevamente a la CRA y ellos los liberan o los reubican dependiendo de la situación de cada uno de estos animales”, explicó Carlos Gustavo Urueta, gerente del Parque Ranch Texas.

Llegó la hora y las especies animales fueron trasladadas a una inmensa laguna rodeada de vegetación, un entorno en el que podrían vivir libres, lejos de las dañinas manos humanas que las apresaron y torturaron.    

“Vamos a hacer una liberación de 47 animales de fauna silvestre logrando que ellos nuevamente se reintegren al medio ambiente”, aseguró la Teniente Vargas.

Una a una fueron liberadas 46 especies y llegó el turno de Brunilda, el honor fue nuestro y pudimos tener el inmenso placer de devolverle la libertad a esta especie protegida. Tocó el agua y no quería marcharse, dudó por un momento, pero luego no resistió y nadó rápidamente para luego sumergirse.

No hay comentarios

Dejar una respuesta