EN VIDEO: Renier Acosta, lo graban cantando en un bus en Barranquilla y su voz recorre el mundo

0
1273

Esta historia comienza en Venezuela con el sueño de un joven que desde pequeño siempre le apasionó el canto y su familia siempre supo que estaba destinado para grandes cosas.

“A la edad de los cuatro años cantaba por la casa y cantaba tanto, tanto, un temita de colegio que llamaba el trencito chuky chuky y yo le decía hijo, ya, ¿no te duele la garganta? Y el me decía no mami”, recordó la señora Magdalena Luna, madre de Renier

Sin embargo, dicen que nadie es profeta en su tierra y esto fue precisamente lo que le ocurrió a Renier Acosta; la difícil situación y el sueño de ser un grande en la música lo hicieron salir de Venezuela y es en Barranquilla, Colombia, donde decide iniciar su lucha.

“Al otro día me dice, mamá, sabes que yo estaba analizando y yo pienso que si yo me voy a Colombia algo va a suceder; cuando este niño me dice así, se me vino el mundo encima, imagínate un niño que apenas iba a cumplir 18 años, yo sin embargo, no le demostré temor, para nada, le dije: sí hijo ¿tú crees?, vamos a seguir orando; me metí en el baño a llorar, que él no me viera llorando, porque yo decía Dios mío, ya tiene pensado irse del país, Dios mío, ten misericordia de mi hijo”, expresó la señora Magdalena.

“Allá me dedicaba a estudiar, trabajaba, pero bueno, ya debido a la situación en mi país, me vi obligado a emigrar como muchos, sentía que no iba a lograr mis sueños allá; me sentía como que algo trancado”, explicó Renier Acosta, mientras sostenía su inseparable amiga, la guitarra.

Ningún inicio es fácil y eso fue lo que sucedió con Renier, el camino que tuvo que recorrer fue difícil y lleno de espinas…

“Llegué indocumentado, sin papeles, con solo la cédula; se me hacía muy difícil conseguir empleo y bueno me tocó empezar a trabajar en los buses, empecé a trabajar vendiendo pudines, caramelos y pudines”, recordó Renier Acosta.

“Esa fe activa de Renier Acosta fue demasiado grande y mis oraciones. Cuando él llega a Colombia, ya tenía un mes, lo llamo y en mis oraciones yo siento una voz que me dijo “Dile que cante en los buses”, le dije ¿hijo qué estás haciendo?, me dijo mamá no estoy haciendo nada; le dije hijo canta en los buses porque viene de parte de Dios, alguien te va a grabar y ese video se va a hacer viral”, Aseguró Magdalena Luna, con lágrimas en sus ojos recordando ese instante.    

Y así fue, escuchó la voz de su madre y comenzó a cantar en los buses, acompañado de un parlante y un micrófono, y aunque su voz terminaba cansada, llegó el milagro, sus ruegos al Todopoderoso fueron escuchados, y a través de un video grabado desde un bus, el mundo conocería su voz…

“Yo un día me paro a trabajar, yo tenía la costumbre de salir a mediodía a cantar cuando ese día me dijo una señora, ah tu eres el del video, y yo, ¿cuál video? me dio el teléfono y vi el video; llevaba un día de subido y ya tenía 80 mil reproducciones en Facebook, a mí se me hizo un nudo en la garganta y me bajé del bus sin verlo completo, de inmediato busqué un celular para verlo completo…”, contó emocionado Acosta.

El video no tardó en ser viral y al mes alcanzó un número considerable de visitas…

“Me contacté con la persona que lo subió para agradecerle y lo que vinieron fueron bendiciones, me llamaban de las emisoras para entrevistas, en fin, al mes el video ya tenía cuatro millones y medio de reproducciones”, contó Acosta.

Con más de cuatro millones de reproducciones, Renier fue conocido por muchos, incluso, por un productor musical…

“Yo estaba con unos músicos que represento y los estaba regañando, llamándoles la atención un poco y les puse el video viral de Renier como ejemplo de cómo se deben hacer las cosas y uno de los muchachos me dijo jefe yo lo conozco, yo hablo mucho con él y le dije llámalo, Reny estaba cerca y como a la media hora, ya estábamos sentados con él”, Expresó Carlos Barcos, productor musical y representante de Renier.

Luego de una entrevista se ofrecieron a ayudarlo de manera altruista, sin asomo de interés monetario.

“Todos nos comprometimos a darle una mano, sin ningún tipo de interés monetario, sólo por el hecho que nos conmovió su historia, él tiene mucho talento, es un excelente cantante y sabe de música, además es muy dedicado a Dios”, agregó Barcos.

Renier es la prueba que cuando se desea algo y se lucha por tenerlo, se alcanza; ahora lo que viene en la vida de este joven es el premio a sus sufrimientos.

“Bueno mi meta es llevar mi voz al siguiente nivel, y bueno poder deleitar al mundo con mi voz, con mi música y ayudar a las personas que quizás se encuentren como yo una vez me encontré”, expresó el cantante revelación.

Ahora que ya está alcanzando su sueño, tiene un mensaje para quienes hasta ahora están iniciando su propia batalla.

“Que no se rindan, que pongan a Dios primero en todos sus planes, disciplina, paciencia, mucha paciencia y cuando menos se los esperen ahí va a estar lo que ellos deseaban tanto”, finalizó diciendo Renier.

No hay comentarios

Dejar una respuesta