Epsa se alista para operar el servicio de energía en el Tolima y servir a 491.000 clientes del departamento

0
296

Epsa, una empresa Celsia, anunció hoy la firma del contrato para adquirir el establecimiento de comercio que incluye la totalidad de los activos de distribución y el negocio de comercialización de energía eléctrica en el Tolima, actualmente operado y de propiedad de la Compañía Energética del Tolima S.A. E.S.P.

Con esta operación la organización duplica la cobertura de su negocio de distribución en Colombia al sumar un nuevo departamento y 491 mil usuarios, llegando así a más de un millón cien mil clientes atendidos con su servicio de energía. La adquisición comprende 75 subestaciones y 11 mil km de red de distribución con los que cubre los 47 municipios del departamento, incluyendo su capital Ibagué, importante centro agroindustrial, comercial y de negocios de la región. La transacción por $1,68 billones incluye los activos descritos.

Epsa efectuará operaciones de crédito puente con entidades financieras locales e internacionales para dar cumplimiento a la transacción. En el corto plazo, este crédito puente será repagado y reemplazado con una estructura de capital que combinará recursos conseguidos por medio de una emisión de bonos en el mercado de capitales colombiano así como de optimizaciones del portafolio de activos que opera. En cuanto a la emisión de bonos, la Junta Directiva de la compañía autorizó realizar los trámites necesarios ante la Superintendencia Financiera de Colombia para aumentar el cupo global del programa de emisión y colocación de papeles comerciales y bonos ordinarios que tiene Epsa por un monto adicional de $1,1 billones. En consecuencia, el monto total del programa será $2,0 billones. En la actualidad el programa de emisión tiene un monto autorizado de $900.000 millones, de los cuales, $600.000 millones fueron emitidos y colocados en 2010.

Con el nuevo cupo, la organización pretende asegurar los recursos de endeudamiento estructurales para esta adquisición, fortalecer la liquidez de la compañía haciendo un re–perfilamiento de la deuda que se vence en 2019 y mantener un cupo sin emitir de alrededor de $300.000 millones para futuros proyectos.

Por su parte, los accionistas de Epsa han manifestado su apoyo a esta operación y están dispuestos a contribuir con el fortalecimiento patrimonial necesario para mantener una estructura de capital sostenible y competitiva.

Crecimiento rentable

«Estamos muy emocionados porque este es un hito con el que cumplimos una de nuestras grandes metas de llegar al millón de clientes. Una de las principales oportunidades que encontramos es sostener el crecimiento en calidad de servicio de energía en el Tolima, apoyados en la experiencia y conocimiento que hemos adquirido en el sector. Específicamente en distribución, nuestras compañías Epsa y Cetsa están en los primeros puestos en indicadores de calidad del país, y trabajaremos para lograr indicadores similares en el Tolima», comentó Ricardo Sierra, líder de Epsa, una empresa Celsia.

Entre las razones que hacen atractiva esta operación para la organización están:

  • Creación de valor: Epsa aplicará en el Tolima la experiencia, conocimiento y fortalezas adquiridas en el negocio de distribución en el Valle del Cauca, que sumadas a su nuevo centro de control (NOVA), al modelo de medición inteligente y gestión de la demanda y a un mayor nivel de inversiones en la red, permitirán acelerar la recuperación de pérdidas, continuar mejorando la prestación del servicio a los clientes y generar valor para los accionistas.
  • Contribución a los resultados: la entrada en vigencia durante 2019 de un nuevo periodo tarifario de distribución (5 años), conforme a la Resolución CREG 015 de 2018, permitirá con los activos objeto de esta compra obtener un Ebitda anual de $198.000 millones, lo que representa un crecimiento del 25% del Ebitda consolidado de Epsa y un 50% del negocio de distribución.
  • Se duplican los clientes: la expansión a una nueva región con un número de clientes significativo y una demanda creciente de energía, además de la posibilidad de ampliar el mercado para el portafolio de nuevos negocios en los segmentos de ciudades, empresas y hogares. El departamento del Tolima concentra el 3% de la población de Colombia y en 2017 tuvo un crecimiento del PIB del 5,1%.

«Hemos percibido mística, excelencia y vocación de servicio en los más de 250 colaboradores de la empresa de energía del Tolima que se incorporarán a nuestra operación. Se abrirán oportunidades de desarrollo cuando integremos nuestra cultura de innovación, capacidad tecnológica y experiencia de servicio al cliente. Además, llevaremos un clima organizacional positivo que nos ha permitido ubicarnos como una de las mejores empresas para trabajar en Colombia. En cuanto al negocio, invertiremos recursos para fortalecer la red y mejorar el servicio a los usuarios llevándoles además un portafolio renovado de soluciones de energía eficiente. Las oportunidades que nos abre esta operación nos permitirán continuar con el crecimiento rentable de la compañía en beneficio de nuestros accionistas», complementó Sierra.

La transacción que contó con el acompañamiento de Banca de Inversión Bancolombia y Philipi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría tomará aproximadamente tres meses para que se cumplan las condiciones pactadas. A partir de ese momento Epsa asumirá la operación del negocio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta