Escabroso: Indígenas habrían cambiado a su hija de 12 años por una hamaca, un chinchorro y una atarraya

0
235

Un caso como pata no creer sucedió con miembros de la comunidad indígena en Colombia cuando los dos padres y una tía de una menor de 12 años se vieron inmersos en un ‘cambio’.

Estas personas, presuntamente habrían cambiado a una niña de 12 años por varios artículos, entre los que están una hamaca, una atarraya y un chinchorro.

Los tres implicados que pertenecen a un mismo núcleo familiar están detenidos, así como la persona que realizó el ‘canje’.

El caso ocurrió en el Vichada y por orden de un Juez de Control de Garantías se les impuso medida de aseguramiento privativas de la libertas contra estas cuatro personas.

En este caso el agravante es que las tres personas son familiares cercanos de la víctima quienes se la entregaron a un hombre de 60 años denominado como ‘colono’ por los indígenas para referirse a que es forastero.

Los indígenas pertenecen a la etnia Sikuani de la comunidad La Morenita, en jurisdicción de Cumaribo (Vichada).

Estos hechos ocurrieron en mayo de 2017 en Cumaribo (Vichada), y fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía en 2019 por funcionarios de la comisaría de familia de la región.

La investigación permitió establecer que los padres de la víctima habrían entregado a su hija de 12 años, para la época de los hechos, a un colono quien en cambio les dio a los padres una atarraya, una hamaca, un chinchorro y otros objetos. La entrega de la menor habría sido realizada por la tía.

El material de prueba recaudado permitió establecer que, tras recibir a la menor, el colono convivió con la menor por un año, tiempo durante el cual sostuvo con ella relaciones sexuales.

Los procedimientos de captura de los procesados estuvieron a cargo de la Policía de Infancia y Adolescencia en Cumaribo (Vichada) cuando los implicados salieron de la comunidad indígena.

En el caso del colono, su detención se produjo cuando regresó a la zona en la que se presentaron los hechos.

Desde que se conocieron de los hechos la víctima fue puesta bajo el cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) en Puerto Carreño (Vichada) para el restablecimiento de sus derechos.

Este caso tiene conmocionada a toda la comunidad de Colombia que rechazó tajantemente el hecho.

No hay comentarios

Dejar una respuesta