Este expiloto de Fórmula1 destrozó un carro de un millón de euros

0
198

Adrian Sutil es un expiloto de Fórmula 1 que participó durante varias temporadas en el Gran Circo. Siempre lo hizo en equipos modestos como Skyper, Sauber o Force India, lo que le imposibilitó llegar al podio, aunque estuvo a punto de conseguirlo en el Gran Premio de Italia de 2009, cuando terminó en cuarta posición. Además, fue quinto en otras dos carreras.

Pese a todo, para poder pilotar en la Fórmula 1 hay que demostrar que se es uno de los mejores pilotos del mundo y Sutil lo hizo. Pero eso no evita que, como le puede ocurrir a cualquier persona que se ponga a los mandos de un coche, pueda sufrir un accidente y el de Adrian Sutil se ha hecho viral en las redes sociales.

La razón es que el expiloto alemán destrozó un McLaren Senna LM, un deportivo que está valorado en un millón de euros. Es un homenaje de McLaren al vehículo fabricado en 1990 y que cinco años después logró la victoria en las míticas 24 Horas de Le Mans. Un coche que está al alcance de muy pocos bolsillos.

Un coche de un millón
El McLaren Senna LM lleva un motor V8 que desarrolla más de 800 caballos de potencia y aún no está disponible. Se fabricarán solo veinte unidades, aunque una de ellas ya la tiene Adrian Sutil y la sacó a pasear por las calles de Mónaco. La mala suerte quiso que sufriera un accidente y que empotrara el deportivo contra una señal, dejándolo en un estado deplorable.

Pese al accidente, el expiloto alemán tuvo suerte ya que el accidente tuvo lugar en una zona que da a un barranco pronunciado. Al impactar contra la señal evitó haberse precipitado al vacío, lo que podría haber tenido unas consecuencias terribles. De esta manera, todo se podrá arreglar pagando la reparación del coche que, eso sí, no será barata.

Aunque no ha trascendido qué ocurrió para sufrir el accidente, lo cierto es que en las imágenes que circulan por las redes sociales se puede ver que hay un segundo coche implicado. Lo importante es que a Adrian Sutil no le pasó nada y, de hecho, en una de esas fotografías se le puede ver sentado sobre el muro de piedra que separaba la carretera del barranco y charlando tranquilamente. El susto había pasado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta