Expertos dialogaron sobre el contexto de la infancia en Colombia

0
58

El decano de la división de Humanidades y Ciencias Sociales, Alberto de Castro, hizo énfasis en que el programa de Psicología ha venido realizando esfuerzos en la organización de estos eventos que ayudan a visibilizar la gestión que lleva a cabo la universidad en esta materia. También destacó que el doctorado de Psicología es el primero en ser acreditado en el país, programa que actualmente representa el Nodo Organizacional de toda Colombia y cuenta con la representación del Nodo Norte del área de Ciencias Sociales.

De Castro indicó que los psicólogos tienen un compromiso fuerte con la infancia en el país. “El ICBF reportó hacia a mitad del año pasado más de 4 000 niños que habían sido puestos en protección por posibilidad de abuso sexual o maltrato infantil. Desde 2005 la violencia interpersonal se ha convertido en la principal muerte por motivos prematuros en Colombia, eso es un dato que realmente es triste. En 2010 en Latinoamérica se estipuló que había 40 000 000 de niños que sufren algún tipo de violencia, este año también hubo 4 570 casos de maltrato infantil, en 2013 y 2014 se encontraron 16 000 casos de maltrato infantil, se cuatriplicó en tres años; la situación de la infancia no es fácil y la infancia significa la situación psicológica de nosotros los adultos y ahí el compromiso todavía es más fuerte”, argumentó.

Luego de estos datos, el decano expresó a los asistentes que el evento les permitiría ubicarse en el contexto regional y local, aportándoles a su desarrollo y buscando afianzar su compromiso con la situación del país.

Embarazo a temprana edad

“Embarazo adolescente y malnutrición en niños o niñas”, fue la investigación presentada por el rector Adolfo Meisel Roca, durante la primera jornada del encuentro. Este estudio fue realizado por el rector en conjunto con colegas del Banco de la República, teniendo en cuenta que el peso al nacer es un indicador del estado de salud y del crecimiento potencial de los recién nacidos establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Hay estudios internacionales que muestran que los logros educativos y el ingreso a largo plazo está relacionado con el peso al nacer, encontrando que el bajo peso tiene indicaciones negativas sobre los resultados educativos al finalizar el bachillerato y reduce la tasa de empleo de ambos sexos y las ganancias futuras de las mujeres. De acuerdo con la OMS, el bajo peso al nacer se define como “peso melón” de 2 500 gramos, introduciendo la trasmisión de la desigualdad dentro de las generaciones”, puntualizó.

Agregó que una de las “trampas” de pobrezas más significativas es el embarazo de niñas entre nueve y diecinueve años, evidenciándose en el departamento del Atlántico, el Cesar y Córdoba, en donde las situaciones de bajo peso y embarazo a temprana edad ocupan el último lugar.

“No hay ninguna explicación económica de eso, a nivel de recurso y desarrollo que tiene Colombia no hay ninguna razón para que se muera en este país un niño de malnutrición; las cifras tienen que ser cero, es simplemente un problema de ineficacia de las entidades del Estado, en el sentido global, de no entender la cultura, de no contar con los instrumentos adecuados y de no actuar de manera rápida ante una crisis que se presentó”, dijo el rector.

Según el economista, hay distintos factores que afectan el peso de un bebe al nacer, entre ellos, la duración de la gestación de la mujer, el tabaquismo, la atención médica prenatal, la nutrición materna y el estrés, este último jugando un papel fundamental para los psicólogos.

En Colombia uno de cada tres niños que nacen de madres entre nueve y catorce años son del Caribe colombiano, obteniendo un 29 %. Se deben crear redes de apoyo para adolescentes para que puedan tener un embarazo sano, una madre menor de veinte años tiene probabilidades de tener un hijo o hija de bajo peso, fueron algunas de las conclusiones expuestas.

Bienestar infantil

Sonia Carrillo, psicóloga y profesora de la Universidad de los Andes, presentó su conferencia “Adversidad temprana y bienestar infantil”, que tuvo como objetivo hablar sobre el desarrollo en los niños y el bienestar infantil a través de las relaciones familiares, y cuáles son los factores protectores y condiciones que pueden representar riesgos dentro del contexto familiar.

Para la conferencista hay muchas características que pueden significar vulnerabilidad y adversidad, por ejemplo, las necesidades básicas insatisfechas, la guerra, el conflicto armado, el desplazamiento, los desastres naturales, las enfermedades graves, la pobreza, los problemas familiares, los cuales deberían ser cubiertos por acciones del Estado, ya que estas hacen que un gran porcentaje de los niños crezcan en condiciones no muy optimas teniendo como resultado el bajo desarrollo y bienestar del pequeño.

“Esto es lo que deberíamos mejorar, que el desarrollo sea óptimo, que lo podamos potencializar a su máximo nivel, pero ciertas condiciones de adversidad y vulnerabilidad no lo permiten, entonces van hacer que muchos niños crezcan en parámetros de muchas dificultades que por supuesto van afectar su trayectoria y logros de desarrollo”, afirmó.

Finalmente la psicóloga aseguró que los temas de bienestar infantil son muy relevantes y deben estar sobre todas las mesas de discusiones.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta