Gobernación del Atlántico fortaleció con equipos e insumos a 27 emprendimientos de ex-combatientes

0
108

Con una inversión que asciende a los $60 millones, la Gobernación del Atlántico a través de la Secretaría del Interior entregó insumos y equipos para 27 emprendimientos de personas en proceso de reintegración y reintegrados que viven en diferentes municipios del Atlántico.

El fortalecimiento a las unidades negocios de los excombatientes, fue el resultado de una alianza estratégica entre la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN), la Gobernación del Atlántico y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), con el objetivo de potencializar la generación de ingresos en la legalidad y convertir al Atlántico en un departamento ejemplo de reconciliación a nivel nacional.

Entre los emprendimientos beneficiados se encuentran tiendas, restaurantes, fabricación y venta de calzado, cárnicos, criadero de cerdo, artesanías, decoración, banquetes, peluquerías, entre otros negocios de 27 personas que en el pasado hicieron parte del conflicto armado, pero que hoy generan ingresos en la legalidad.

Esto 27 emprendimientos corresponden a procesos autogestionados por los beneficiarios, personas en proceso de reintegración que junto a la ARN han venido desarrollando un proyecto de servicio a la comunidad. De esta forma aportamos en el proceso de devolverles la dignidad a estas personas que luego del proceso de paz tienen una nueva esperanza para sus vidas”, explicó el secretario del interior (e) departamental, Edgardo Mendoza.

La coordinadora del programa de gestión de paz territorial de la secretaría del interior, Karen Osorio, indicó que las personas beneficiadas con el fortalecimiento habían recibido recursos económicos al finalizar la ruta de la reintegración y el proceso de reincorporación, con los que iniciaron sus emprendimientos.

“Hoy la Gobernación premia el esfuerzo de quienes han sostenido en el tiempo sus emprendimientos, para complementar ese proceso empresarial con estos insumos y equipos, dándoles un impulso mayor para que su negocio crezca”, agregó.

Por su parte, José Tavera Blanco, uno de los beneficiarios del fortalecimiento, comentó “recibí para mi microempresa un congelador y un juego de samovar para venta de alimentos y así poder prosperar y salir adelante en mi visión de negocio. Ha sido un proceso a paso lento, pero bien hecho. Pasar de un conflicto armado a la sociedad civil es duro, pero hemos recibo el apoyo necesario de las autoridades para este proceso”.

Carlos Núñez, un excombatiente de las Farc- Ep que emprendió junto a su esposa una peluquería para construir la paz con legalidad en el país, se mostró complacido con el fortalecimiento de la Gobernación del Atlántico.

“Me dieron como apoyo dos sillas de peluquería, un set de tijeras, dos secadores profesionales turbo y dos máquinas de afeitar turbo para mi emprendimiento. Mi esposa es estilista profesional y podremos mejorar la atención en el local, ya que ahora sí tenemos los implementos necesarios gracias al apoyo de la Gobernación”, anotó.

La coordinadora de ARN en el Atlántico, Laura Orrego García, aseguró que “gracias al apoyo de la Gobernación, los emprendedores cuentan con herramientas para potencializar su proyecto de vida en la legalidad y una vez más se evidencia el éxito del proceso de reintegración en el Atlántico que a la fecha tiene 715 reintegrados y 325 unidades de negocios de excombatientes en funcionamiento”.

Como parte del proceso de fortalecimiento, el SENA capacitó a las personas en proceso de reintegración y reintegrados, con la formulación del plan de negocios de cada una de las unidades para el desarrollo de habilidades y competencias que permitan la sostenibilidad en el tiempo de estos proyectos productivos.

La ARN en el Atlántico

En el departamento del Atlántico, actualmente se atiende a 212 personas que están en proceso de inclusión a la vida civil: 63 son exintegrantes de las Farc-Ep que adelantan el proceso de reincorporación, 78 están en proceso de reintegración regular y 71 son postulados a la Ley de Justicia y Paz, los cuales adelantan su proceso de reintegración especial.

La reconciliación en el territorio debe ir en doble vía: la primera, cuando las personas tomaron la decisión de dejar las armas y comprometerse a regresar a la vida civil. La segunda, cuando la sociedad civil les da la oportunidad y la confianza para para que confirmen que sí es posible una vida en la legalidad”, concluyó la coordinadora de la ARN Atlántico.

La reintegración es un proceso integral, humanista, no asistencialista y voluntario que ha arrojado en el país como resultado que 24 mil personas han culminado con éxito la reintegración y el 99% de las personas que culminaron permanecen en la legalidad*.

No hay comentarios

Dejar una respuesta