Honra el legado de papá brindando con un Single Malt

0
127

Con la misma devoción, cuidado y dedicación con el que se añeja el whisky más preciado del mundo, un padre otorga a sus hijos lo mejor de sí. El Día del Padre es la ocasión ideal para brindar con un espirituoso que ha unido a padres y a hijos por generaciones. Un buen whisky escocés hace que este momento sea aún más extraordinario, ya que revela el cuidado por lo perdurable y atemporal. La maduración de un single malt, representa el tiempo que le dedicamos a cultivar la relación con nuestros seres más amados: nuestros padres.

Hablar de legado, es hablar de la transmisión de valores, ideas, procesos de elaboración o aficiones. Un legado es una herencia con el objetivo de seguirlo, vivirlo y compartirlo con las futuras generaciones. El legado es el aporte espiritual, emocional y cultural, que es traspasado de padres a hijos. Los padres modelan y refuerzan este legado mediante los momentos rutinarios de la vida y en conversaciones casuales.

Existen pasiones que pueden iniciar de manera espontánea, mientras que otras tienen el potencial de convertirse en una tradición heredada. Entre estas aficiones, destaca el coleccionismo de bebidas espirituosas, especialmente aquellas que tienen un periodo de añejamiento de años o décadas. Ya sea que estemos dando inicio a nuestra colección de single malts o que ya sea una tradición familiar, obsequiar o beber un buen scotch con nuestros padres o abuelos es motivo de celebración.

“El legado está presente en cada una de nuestras expresiones y en cada técnica transmitida desde hace siglos de padres a hijos y que sigue viva hasta el día de hoy. Esto también es el núcleo de la devoción de The Macallan por su tradición. Hoy que festejamos la paternidad, queremos reconocer esa misma paciencia y cuidado que cada padre le otorga a sus hijos. Lo más preciado que poseemos es el tiempo, compartirlo con nuestros seres amados es el obsequio más grande de la vida y, qué mejor qué acompañarlo con un single malt para festejar y honrar la sabiduría de nuestros padres”, comparte Ramón Cardona, The Macallan Brand Ambassador en Colombia.

Double Cask: El homenaje de dos mundos que se añeja por 18 años

Para festejar a papá o comenzar una gran colección de bebidas espirituosas, solo lo mejor de lo mejor es lo indicado. Double Cask es la encarnación del compromiso de The Macallan con el manejo excepcional de la madera, ya que madura exclusivamente en barricas de roble elaboradas en Jerez, España, que previamente han albergado el licor del mismo nombre para aportarles intensidad y complejidad.

Este whisky armonioso es la asociación perfecta de barricas de roble americano y europeo sazonadas con jerez oloroso. Double Cask se añeja en dos tipos de roble, el roble americano le imparte delicados sabores a vainilla, cítricos y caramelo, mientras que el roble europeo ofrece la inconfundible esencia sutil de The Macallan. Una vez madurados, estos dos whiskies excepcionales se unen para crear un distintivo single malt con un sabor y un carácter más dulce y cálido.

The Macallan Double Cask de 18 años forma parte de la colección Double Cask y engloba el estilo clásico Macallan y la dulzura inigualable del roble americano. Este es un single malt perfectamente equilibrado, con notas a frutas secas, jengibre y caramelo. Double Cask 18 años es la expresión de The Macallan perfecta para los amantes del whisky. Ideal para disfrutarlo solo o con unas gotas de agua para liberar sus sabores.

The Macallan eleva a una experiencia irrepetible de lujo y exclusividad el beber whisky. Es el trago ideal para un momento verdaderamente especial. Después de beber The Macallan, el whisky nunca volverá a ser igual.

No hay comentarios

Dejar una respuesta