IDEAM capacitó a miembros del Comité de Gestión del Riesgo del Atlántico

0
145
  • El 1 de junio inicia temporada de huracanes en el país.  
Del 1 de junio al 30 de noviembre inicia la temporada de ciclones tropicales en Colombia, lo que incide en el comportamiento de las lluvias en la región Caribe y en el departamento del Atlántico. Por ello, el el ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través del IDEAM y con el acompañamiento de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico –C.R.A, realizó el taller sobre comportamientos de estos fenómenos naturales, contextualizando a la región con respecto a la afectación más probable derivada de estos sistemas meteorológicos.  

 

En Colombia, las lluvias están condicionadas por diferentes sistemas o fenómenos meteorológicos naturales; uno de ellos es la temporada ciclónica, que incide mucho en el comportamiento de las lluvias en la región Caribe y en la Orinoquía, y está asociado con la perturbación del viento en el océano Atlántico y la temperatura en el agua, que es lo que se conoce técnicamente como una onda tropical y en la medida en la que este sistema va evolucionando y ganando energía va alcanzando algunas categorías asociadas con la intensidad del viento.  

Según Luis López, meteorólogo del IDEAM, para esta temporada que inicia el 1 de junio, tendrá en promedio, 5 o 6 ciclones tropicales por encima del promedio. “Esta será una temporada activa realmente, pero no necesariamente todos estos sistemas meteorológicos transitarán por el Caribe o afectarán el País, en ese sentido, es necesario estar atentos a la evolución y el monitoreo que desde el IDEAM se haga cada vez que se presente un fenómeno indicando cual es la probabilidad de ocurrencia o afectación en nuestro territorio nacional”, aseguró.  

Por su parte, la bióloga asesora de recurso hídrico de la C.R.A. Ayari Rojano, manifestó que, la C.R.A. como autoridad ambiental, ha enviado alertas a los municipios enfocados a la prevención. “Lo que más nos preocupa es el tema de la inundación, porque tenemos un río Magdalena y un canal del Dique con altos niveles, en donde últimamente, durante el último mes, ha venido teniendo  un crecimiento riguroso, constante de 5 cm diarios. Nos preocupa por que estos cuerpos de agua no dependen de lo que llueve en el Departamento sino desde el interior del país. Hacemos un llamado, a los entes territoriales y a las autoridades de los municipios ribereños que se encuentran ubicados en las zonas del canal del Dique y zonas de inundación a activar los comités locales de gestión de riesgo para estar muy pendientes, sobre todo, en estas zonas ribereñas de los aumentos de los niveles del río Magdalena y de los aumentos de niveles de las microcuencas tributarias, aseguró Rojano.  
En este sentido, desde la Subsecretaría de Prevención y Atención de Desastres de la Gobernación del Atlántico, con apoyo de la C.R.A. y organismos de socorro, se trabaja en la elaboración de un documento departamental, el cual debe ser aprobado por el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo, con la finalidad de multiplicarlo a la comunidad. “En este momento tenemos una reunión con los alcaldes del sur del Departamento, con la finalidad de mirar, de acuerdo a los informes del IDEAM, los niveles del río y del canal del Dique, para establecer un plan de contingencia ante cualquier eventualidad”, aseguró Candelaria Hernández.  

RECOMENDACIONES.  

Según expertos, es inminente el incremento de la probabilidad de ocurrencia de lluvias asociadas a la presencia de un sistema de esta naturaleza, por lo que recomiendan asegurar muy bien techos y ventanas de sus viviendas, escuelas o lugares de trabajo; cuidar y mantener limpios los cuerpos de agua, los desagües, los acueductos para evitar afectar el tránsito o el desvío de estos cuerpos de agua naturales en la presencia de un ciclón y que eventualmente incide en el comportamiento de las lluvias puede presentarse lluvias torrenciales, que son lluvias de gran cantidad que se descargan en poco tiempo y el bloqueo de esos cuerpos de agua va originar tanto inundaciones como afectaciones críticas en la zona; estar muy pendientes de las avenidas torrenciales principalmente en Barranquilla y en municipios como Soledad, Malambo, Puerto Colombia y Galapa, en el área metropolitana.  

Es importante tener claro que, en el momento en que se genera un fenómeno natural, deben acudir a los organismos de atención de riesgo que están localizados en cabeza del ente territorial, es decir, las Alcaldías para activar el Comité Departamental de Gestión del Riesgo y ubicar personal de la Defensa Civil y la Cruz Roja, quienes tienen la misión de primera respuesta ante eventos catastróficos.  

No hay comentarios

Dejar una respuesta