La coherencia vencerá a la corrupción

0
451
POR: Erik Fabián Sojo Rodríguez - @eriksojo

En uno de los tantos mensajes que diariamente recibimos a través de las innumerables cadenas de Whatsapp, me detuve a reflexionar en una pequeña anécdota que narraba un conferencista que exponía a través de un video, la importancia de la actitud positiva para lograr los objetivos propuestos en la vida.

Decía este hombre que un padre de familia estaba hablando con su hijo sobre la importancia de mantener en todo lo que se propusiera en la vida, el respeto por la verdad, pues le habían enviado una nota del colegio porque se lo pillaron diciendo una cantidad de mentiras para poder evadir el castigo por el incumpliendo de sus tareas.

En la conversación al llegar a casa, el papá sentó al niño y le dijo: “no me gusta que digas mentiras, no está bien decir mentiras, eso no te traerá nada bueno”, en eso sonó el teléfono fijo de la casa y expresó el papá al niño, con voz afanada: “conteste rápido y si es tu tío, dígale que no estoy”.

Casos tan cotidianos como esta conversación, nos revela que la corrupción en muchas ocasiones inicia en casa, se aprende por imitación, se fomenta con el reflejo comportamental de quienes son referentes humanos para otros.

Puede extrapolar esta pequeña conversación a escenarios más grandes, con implicación de personajes con mayor poder y capacidad de influencia e impacto y así descubrir que el efecto va generando un desenvolvimiento conductual que de no detenerlo a tiempo, se vuelve inmanejable, complejo e incremental.

Los hijos e hijas en muchos aspectos son el reflejo de sus padres, por tanto gana profunda relevancia que en el seno de los hogares, descubramos la importancia de invitar a la ética para que sea quien guíe el comportamiento racional de las actuaciones de los adultos, pues en su proceso de formación, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, se sentirán atraídos por las actuaciones que perciban de sus referentes de vida; qué bueno y a lugar sería que la actuación coherente de los padres o cuidadores, sea quien moldee positivamente este comportamiento infantil y juvenil.

La consulta anticorrupción que se hará este domingo en Colombia, más allá de la mirada distante de las orillas políticas, es la respuesta de un pueblo que se opone a seguir actuando incoherentemente, pues la vieja y penosa frase de que “siempre ha sido así”, debe ser vencida por la vida coherente y transparente de la mayoría de personas éticas que cumplen con sus deberes y exigen sus derechos.

Recordemos la poderosa frase: “Lo que más comunica, es tu vida”. ¿Qué imagen estás reflejando?

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta