La Fundación Monómeros y el SENA abrazan a las comunidades vulnerables del Atlántico, brindando nuevas oportunidades de formación

0
358
  • Más de 900 beneficiarios entre migrantes venezolanos y colombianos tendrán la oportunidad de capacitarse en estudios técnicos que ofrece el SENA.

Contar con una certificación académica es el pasaporte a una vida laboral productiva y de calidad, especialmente para los migrantes venezolanos y retornados colombianos que ven en el departamento del Atlántico un territorio para mejorar su calidad de vida.

Por esta razón, el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y la Fundación Monómeros aúnan esfuerzos en la ejecución de un convenio para beneficiar a más de 900 personas, entre migrantes venezolanos y retornados colombianos y comunidad del barrio Las Flores, aledaña al complejo industrial de Monómeros en Barranquilla, con una amplia oferta de servicios para el fortalecimiento de conocimientos técnicos, habilidades digitales, bilingüismo, evaluación y certificación de competencias laborales y ruta de emprendimiento, con el objetivo incentivar la empleabilidad y el emprendimiento de esta población.

Entre los programas de formación que recibirá la población beneficiada se encuentran cursos de Técnicos en Planificación, Corte y Venta de Carne, Sistemas Eléctricos, Asistencia Administrativa, Sistemas; así como también en Trabajo de Seguro en Alturas, Operación de equipos de confección, entre otros. Así mismo, se espera acompañar a los migrantes venezolanos en Formación Complementaria y Certificación de Competencias Laborales para validar conocimientos previos que les permita el acceso a empleos formales.

“Tener la oportunidad de potenciar toda esa capacidad que tiene la gente, que solo lo que necesita es una ayuda, esa llave que le abra las puertas a una vida mejor, es tal vez de las mayores contribuciones que podemos darles a toda nuestra comunidad, y eso se logra en muy buena medida con convenios como el que hoy la Fundación Monómeros y el Sena socializan y que son determinantes para el país, para nuestra región, y que le brindan la posibilidad de tener una calidad de vida digna a cada una de estas familias”, afirmó Guillermo Rodríguez, Presidente Fundación Monómeros y Gerente General de Monómeros.

Desde el 2010 y gracias a esfuerzos compartidos, el SENA y la Fundación Monómeros han formado y certificado más de 1.000 personas entre las que se encuentran madres comunitarias, jóvenes, adultos mayores y mujeres cabeza de hogar, principalmente del barrio Las Flores de la ciudad de Barranquilla.

“En la ciudad de Barranquilla adelantamos una muy productiva y enriquecedora reunión con las directivas de la Fundación Monómeros donde vamos a desarrollar una convocatoria cerrada del Fondo Emprender donde la empresa Monómeros va a colocar recursos, el SENA va a colocar recursos para materializar las ideas de los migrantes; vamos a unir esfuerzos para lograr certificar a las más de 900 personas que serán beneficiadas en este convenio, que por medio del SENA podrán ser reconocidos como profesionales, mejorar su perfil ocupacional y acceder a oportunidades de empleo decente, estable y formal”, expresó Carlos Mario Estrada, Director General del SENA.

La socialización del convenio se llevó a cabo en las instalaciones de la planta Barranquilla de la empresa Monómeros y contó con la participación del Sr. Hernán Fuentes, Director de Empleo, Trabajo y Emprendimiento; Jacqueline Rojas, Directora regional SENA Atlántico. De igual manera, el Sr. Guillermo Rodríguez, Presidente de la Fundación Monómeros; Alfredo Sarmiento, Director ejecutivo Fundación Monómeros; Rosa Cabrera, Gerente de Asuntos Corporativos; David Beltrán, Coordinador Fundación Monómeros; y el Padre Cyrillus Swine, Líder de la Comunidad los Padres Camilos hicieron parte de la jornada.

“Con el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y La Fundación Monómeros seguimos abonando solidaridad en este 2022 en beneficio de la comunidad del barrio Las Flores y de migrantes venezolanos, brindándole mejores oportunidades de empleabilidad y de formación” apuntó Alfredo Sarmiento, Director Ejecutivo de la Fundación Monómeros.

Fundación Monómeros 30 años abonando solidaridad.

Este convenio se celebra en el marco de la conmemoración de los 30 años de la Fundación Monómeros, la cual resalta su compromiso por generar espacios que mejoren la calidad de vida de los diferentes grupos de interés de la organización. La Fundación seguirá trabajando por concretar importantes convenios en beneficio de la empleabilidad y emprendimiento de los migrantes venezolanos y retornados colombianos.

Mark Gutiérrez, Técnico en Corte y Ventas de Carnes, es uno de los beneficiados que gracias a los programas de formación brindados por la Fundación Monómeros y el Sena hoy cuenta con su certificación como técnico y asegura como esta oportunidad le «ha servido mucho esta nueva experiencia porque estoy mirando la vida desde un nuevo punto de vista y siento que cada día sigo creciendo como persona y como trabajador”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta