La pesca del atún blanco, desde hoy en salas de cine

0
309

La ópera prima de Maritza Blanco, La pesca del atún blanco, llega a las salas de cine de Bogotá, Medellín y Cali gracias a Distrito Pacífico, Distribuidora de cine comunitario, independiente y alternativo.

Esta historia es protagonizada por Eryen Korath Ortiz, una mujer que representa a cientos de mujeres del Pacífico colombiano. Es directora de la Agrupación Musical y Fundación Cantares del Pacífico de Buenaventura y cofundadora de Comunidad Juvenil Participativa, con quienes ha venido trabajando arduamente en cinco corregimientos de la región que se han visto fuertemente afectados de manera directa por el conflicto armado y el narcotráfico. Es intérprete, investigadora y estudiosa de las músicas del país, en especial de la música tradicional del Pacífico Sur y ha utilizado esta herramienta como método de acercamiento y posteriormente, de reconciliación y sanación de las comunidades.

Eryen trabaja por la igualdad, por la salvaguardia de las manifestaciones culturales del Pacífico y por la reconstrucción del tejido social, ha representado a Buenaventura, el Pacífico y a Colombia en múltiples escenarios y ha sido reconocida por su liderazgo y compromiso con las comunidades. Hizo parte de la inauguración de la Embajada de Colombia en Ghana (África), y se le reconoce como embajadora cultural en países como Estados Unidos, Holanda, Panamá, Ecuador, entre otros.

Belisario Albornoz quien interpreta al abuelo, es un pescador y agricultor tradicional, miembro de la comunidad que vela por la espiritualidad y los valores ancestrales. Su primer acercamiento a la actuación fue en La pesca del atún blanco y aceptó la invitación de la directora afirmando que: «esta historia es una invitación a que los jóvenes de nuestra región no tomen caminos equivocados, que no caigan en cosas malas, porque al hacerlo siempre van a existir consecuencias, hay otras maneras de salir adelante», asegura.

Todos los actores de la película fueron preparados con diferentes métodos de actuación y tuvieron un ejercicio de inmersión propuesto por la directora: «lo más poderoso de este equipo fue la semana de convivencia, donde dejamos que vivieran en el mismo sitio, en la casa donde vivían los personajes y dentro de la comunidad de Juanchaco-Ladrilleros, para que al filmar ya fueran parte de ese universo de forma natural, y sus relaciones tuvieran un carácter real«, asegura Maritza Blanco.

La pesca del atún blanco es una producción de Dessu Production, en coproducción con Proyección Films, Rolling Casting, Hangar Internacional, Ivan Onatra, Enrique Garzón y Kiru Group. El Servicio Nacional de Aprendizaje – SENA y al Consejo Comunitario de la Comunidad de Juanchaco, también se vincularon en la realización de la película, con un pilotaje de educación dual en el que el 50% del equipo técnico erán aprendices de la regional SENA del Valle del Cauca, y el Consejo participó activamente en el desarrollo del guion para que la historia de Mariana fuera fiel a las experiencias de la comunidad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta