La Ventana de Campeones, un lindo homenaje que despierta las más bonitas pasiones, con trova y poesía, paisas y Cantores Killeros se sacaron los trapitos al sol

0
1236
Por: Lewis Forest - Director de La Otra Verdad
...

Voy a contar esta historia de un modo diferente,

con el estilo en que Guillo Rubio le habla a toda su gente…

Es que me llamó la atención un video, demasiado popular,

que despertó mucha admiración y a los paisas puso a trovar.

Todo empezó cuando se mostró, un bello monumento

Que homenajea al Junior y al ‘quillero’ tiene contento

Muestra la grandeza del equipo, hecho con mucho amor

Pero no todo era perfecto y llamó la atención un color

Era el verde de la grama, ese mismo, que usa Nacional.

Despertó críticas en las redes y muchos lo veían mal

Incluso hasta se propuso, quitarlo del monumento,  

O pintarlo de rojiblanco pa tener a todo mundo contento.

Los paisas estaban ardidos y agradecían con gran sarcasmo

De tener a su equipo en el suelo, eso les causaba espasmo

Y llegó una respuesta genial, que Daes lanzó al viento

“Eso es lo que ellos son, la grama de nuestro monumento”.

Las reacciones no esperaron y hasta el poeta Guillo Rubio,

 Dedicó unas letras y un video, que mostró con gran orgullo

En él mostraba admiración, por tan avezado comentario

Que llegó justo a tiempo, pero ahí comenzó el calvario.

A los paisas no les gustó que los dejaran en el gramado

Su equipo, el más querido… había sido maltratado

guitarra en mano y trovando los paisas se la desquitan

Restriegan dos libertadores que al nacional le ameritan

Pero con lo que no contaban es que Guillo les respondía

Calmado, muy decentemente y con versos de poesía

Destacando al tío Daes, que logró sin tanto cuento

No darnos una copa pero sí, un lindo y hermoso monumento

La copa no es ningún problema, esa la podemos conseguir

Pero una Ventana de Campeones ellos, no la van a construir

Y hay algo más que tampoco, hará parte de su celebración

Y es que Medellín nunca será… la Casa de la Selección…

No hay comentarios

Dejar una respuesta