Las nuevas tendencias del 5G y los data centers

0
205

Según el MINTIC (Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones) En 2022 la eficiencia energética promete ser aún más importante para los operadores de data centers colombianos, generando una buena fuente de ahorro, además de aumentar la responsabilidad ambiental en tiempos de cambios climáticos.

Por ello, para el mercado corporativo de los data centers en Colombia, este avance marca un hito importante, toda vez que abre un enorme abanico de posibilidades para progresar con la tecnología, al mismo tiempo que presenta nuevos desafíos en el camino.

Entre ellos se encuentra el problema de la latencia. Con el nuevo protocolo que ofrece mayor velocidad y menor tiempo de respuesta, las empresas están obligadas a responder a esta demanda, pues, en definitiva, cuanto más demoren en ejecutar los procesos, mayores serán las pérdidas de oportunidades de negocio. Principalmente en lo relacionado con los data centers.

Por esta razón, la llegada del 5G a Colombia, posibilitará el uso de las nuevas tecnologías en multitud de empresas y organizaciones, lo que seguramente revolucionará la industria de data center.

Teniendo en cuenta este nuevo escenario, Cirion Technologies trae un listado de las nuevas tendencias del 5G y los data centers, para continuar a la vanguardia de los avances tecnológicos.

• Cambio a fibra óptica monomodo: El mayor flujo de datos que pasa por los data centers también requerirá de implementos de hardware, y el cableado de fibra óptica será un punto crucial. Hoy en día, el tipo más común está dado por la fibra óptica multimodo, donde la luz viaja con diversos puntos de reflexión dentro del cable. En el monomodo, se traslada en un solo haz a través del núcleo de la fibra, pudiendo cubrir distancias mayores.

Este tipo de cable será el más adecuado para flujos capaces de alcanzar hasta 800 Gbps y debería ser la opción utilizada en los data centers que se estén construyendo actualmente. La desventaja de este tipo de cable es que se trata de una solución de mayor costo.

• Intensificación de IoT: Más ancho de banda significa soportar una mayor cantidad de dispositivos conectados, los que deberán optimizar los procesos y aumentar la eficiencia operativa a través de los datos obtenidos y procesados en tiempo real, y esto implicará una exigencia significativa para los data centers.

• La nube sigue siendo relevante: Impulsada por la pandemia, se espera que la computación en nube mantenga su ritmo de crecimiento. Son muchas las empresas que deciden mantener la política de home office, ocasionando que las aplicaciones nativas de la nube para el teletrabajo se estén multiplicando. Según la firma IDC, el gasto en tecnología entre 2020 y 2023 en Latinoamérica estará alrededor de US$460 billones, impulsado por la digitalización, principalmente por el crecimiento de los servicios en la nube, que se prevé puede representar el 35% de ese gasto.

Otra tendencia natural del 5G, además de la computación de borde, es el crecimiento de las nubes híbridas, debido a la mayor seguridad en el almacenamiento de datos sensibles y estratégicos que este tipo de soluciones ofrece.

• La especialización será primordial: La llegada del 5G promete impulsar la demanda de empresas de infraestructura que cuenten con data centers, y el motivo es simple: expertise.
Administrar un data center no es tarea fácil, en particular porque no viene con un manual de instrucciones incorporado. Es un trabajo que demanda un equipo de soporte heterogéneo, con especializaciones o expertise diversas que les permitan lidiar con la variedad de tecnologías en el día a día, además de una tarea de monitoreo constante y un cronograma de mantenimiento preventivo muy bien establecido. Asimismo, los data centers posibilitan la disposición personalizada de infraestructura, esencial para los negocios de los clientes en todas las ramas de desempeño, además de permitir ganancias de escala para que los costos finales sean más competitivos que mantener la estructura in-house, por ejemplo.

Otra característica de estos centros es la gran cantidad de empresas de telecomunicaciones conectadas, que habilita la distribución de señales de datos, reduciendo la latencia.

• Seguridad más allá de la lógica: Mantener la seguridad de los datos y contar con decenas de firewalls y otras soluciones de seguridad digital no son los únicos aspectos con los que debe cumplir un data center eficaz.

Su integridad física es igualmente importante y debe aportar una estructura de lucha contra incendios, como hardware de última generación, que trabaje con márgenes menores de temperatura para mitigar dicho riesgo. Lo que nos lleva a otro punto: la sustentabilidad.

Los equipamientos con mayor eficiencia energética demandan menos esfuerzo en tecnologías de enfriamiento y permiten que la empresa responsable sea más selectiva en el tipo de electricidad que consume, prefiriendo adquirirla de fuentes renovables. Un data center bien planificado y administrado será esencial para ofrecer la baja latencia y todo lo demás que un cliente necesita para aprovechar todas las oportunidades del 5G, sea cual fuere su modelo de operación: colocation, hosting o para soluciones de nubes híbridas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta