Las obras que hicieron del suroccidente de Barranquilla una ‘ciudad’ dentro de la ciudad

0
239
  • Alcalde Pumarejo entregará próximamente un bulevar de 900 metros de longitud en Ciudad Modesto, además de la pavimentación de la calle 78, en Santo Domingo.

Un lote en $20.000 fue la ‘llave’ para que Senén Hueto Torres se estableciera en el año 1982 en el barrio Las Malvinas. Hoy, con 62 años, recuerda el momento en el que se asentó y empezó a trabajar con los pocos vecinos que tenía para forjar uno de los barrios que conforman la localidad Suroccidente.

Con propiedad, Senén cuenta lo que fue la lucha que llevaron por años para que el desarrollo fuese posible y para que la condición de vida digna a través de obras y proyectos fuese equitativa para él y los habitantes de sectores aledaños. Una de las obras que más impactó fue la pavimentación de vías, que antes no ocurría ya que solo contaban con la calle principal adecuada para el paso de los buses.

“En el año 2000 a duras penas se contaba con la vía por donde transitaban los buses. De ahí en adelante hemos notado desde el 2008 un cambio interesante en materia de infraestructura en las calles adyacentes en cada uno de los barrios de la localidad”, recuerda, al tiempo que asegura que esto ha permitido mejores condiciones para movilizarse hacia sitios donde deben asistir diariamente ya sea para el trabajo, el colegio o para aquellas personas que se desplazan para poder vender sus productos.

Estos trabajos se han ejecutado a través de la que hoy se denomina Secretaría de Obras Públicas, que ha intervenido en Las Malvinas 94 tramos viales, logrando 15.847 metros pavimentados. Como estas, se han ejecutado obras en todos los barrios de la localidad Suroccidente, la más grande de toda la ciudad, completando en total 1.128 tramos viales representados en 225.935 metros.

Como Las Malvinas, se han mejorado vías en 48 barrios de esta localidad. Tal es el caso de El Bosque, con 28.995 metros; Evaristo Sourdís, con 11.939; La Esmeralda, con 11.325; La Pradera, con 12.666; Por Fin, con 11.114, entre otros.

De acuerdo con el secretario de Obras Públicas, Rafael Lafont, la localidad ha sido una de las más favorecidas en cuanto a obras ya que cuenta con 65 barrios y un corregimiento.

“En esta localidad en vías y mejoramiento de vivienda se ha hecho una inversión histórica de $373.000 millones con lo que se pavimentaron 1.128 tramos viales, más de la mitad de las vías que se han pavimentado con el programa Barrios a la Obra, y también se han hecho 3.270 mejoramientos saludables de vivienda”, dijo.

Quizá una frase del secretario de Obras ilustra con suficiencia lo que han significado estas obras para la localidad Suroccidente: “Podemos decir que se cumplió el anhelo del suroccidente de que esta localidad se convirtiera en ciudad”.

Y esa transformación va de la mano con la visión del alcalde Jaime Pumarejo, que proyecta una ciudad donde los ciudadanos tengan vías, parques, colegios, hospitales, hogares para niños a pocos metros de distancia. Solo el año anterior garantizó una inversión récord de $110.000 millones para la séptima etapa de Barrios a la Obra.

En el suroccidente, las obras continúan: pronto, el alcalde entregará en Ciudad Modesto un bulevar de 900 metros de longitud con arborización e iluminación, que se agrega a 34 vías que ya se han pavimentado en el barrio. Quedará 100% pavimentado. Asimismo, la pavimentación de 430 metros de la calle 78, sumado a mejoramientos de viviendas que ya ha entregado en Bella Arena, Las Malvinas, entre otros barrios.

Educación de calidad

En materia de educación, el mismo Senén manifiesta lo que hacían con los organismos a quienes debían recurrir para obtener apoyo para la educación de los hijos. “Las escuelas estaban en condiciones bastante críticas en sus aulas. Los pupitres estaban en mal estado, solamente se contaba con el apoyo de las ONG que era las que ayudaban a la población infantil para que se educara, pero hemos notado a través del proceso de recuperación de los colegios cómo estas escuelas se han ampliado. Son colegios con infraestructura que no tienen nada que envidiarle a cualquier colegio del norte de la ciudad”, resalta.

Hoy la población de esta localidad tiene a su alcance 55 instituciones educativas distritales disponibles para garantizar el acceso a educación de calidad a niños y jóvenes para que adquieran los conocimientos necesarios para forjar su futuro. De estas sobresalen la IED Despertar del Sur, IED Mundo Bolivariano, IED Cultural Las Malvinas, IED Evardo Turizo, IED Evaristo Sourdís, IED Lestonnac, entre otras.

La atención integral para la infancia en el suroccidente está cubierta por 37 Centros de Desarrollo Infantil, que ofrecen los cuidados que los menores requieren con personal calificado, como Los Olivos Funbasol, El Bosque-Huellas de la Niñez, El Valle Social-Los Ángeles, La Esmeralda Pan Nuestro, entre otros. Asimismo, hay 27 hogares comunitarios (Desarrollo Infantil en Medio Familiar), como La Sierrita, Las Malvinas, Ciudad Modesto, Santo Domingo, La Paz, El Pueblito.

Parque por barrio

Pero la recreación y el sano esparcimiento también ha sido una de las apuestas para brindarles a los residentes zonas adecuadas para la entretención y el ejercicio al aire libre, en espacios seguros donde reunirse porque antes, cuenta Senén, los niños no tenían parques.

“Los niños tenían que ir al Suri Salcedo para poder disfrutar de ese espacio. Hoy encontramos un parque en cada barrio. Malvinas tiene cuatro parques, además, está el parque Bicentenario, uno de los más grandes. En estos espacios las personas pueden hacer ejercicio, disfrutan de elementos biosaludables, lo que ha permitido que muchos jóvenes, niños y adultos hoy tengan donde disfrutar de ese tipo de espacios públicos”, añade.

En ese sentido, la comunidad de la localidad Suroccidente disfruta de 230.000 metros cuadrados de espacio público recuperado, en el que se incluyen parques, canchas, plazas y plazoletas. Esto tras la recuperación y adecuación de 54 espacios públicos.

Pero, así como llegaron las vías, los parques y la educación, también hubo una transformación en el acceso a la salud para los habitantes de esta localidad, pues antes al único lugar donde podían dirigirse era al Hospital Barranquilla.

“Antes no teníamos un espacio donde la gente pudiese desplazarse para ser atendida, solamente existía el Hospital Barranquilla. Hoy encontramos varios Centros de Atención Médica Integral y Oportuna – CAMINO– y también distintos Puntos de Atención en Salud Oportuna – PASO– donde se da la primera atención”, afirma Senén, quien recorre el barrio saludando a su paso a cada vecino, mientras recuerda las luchas que dieron para lograr lo que hoy Las Malvinas tiene.

No hay comentarios

Dejar una respuesta