‘Mambrú no va a la guerra’, la estrategia que protege a 6.881 niños y jóvenes de actividades ilícitas

0
155

Cada 12 de febrero se conmemora el ‘Día Internacional en contra del reclutamiento de niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ) por parte de grupos armados ilegales’, una fecha que fortalece la protección de sus derechos y previene su vinculación a los conflictos armados y otras formas de violencia.

En el marco de esta conmemoración, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) ratifica su compromiso con la construcción de entornos protectores para que niños y jóvenes crezcan felices y apartados de la violencia, e invita a la ciudadanía, así como a las entidades aliadas a nivel nacional y regional, a continuar fortaleciendo las iniciativas que benefician a los menores.

En esta dirección, desde el año 2010, la ARN implementa ‘Mambrú no va a la guerra. Este es otro cuento’, estrategia para la prevención temprana del reclutamiento de niños y jóvenes por parte de grupos armados al margen de la ley, a través de la creación o fortalecimiento de iniciativas locales artísticas, deportivas o de emprendimientos sociales.

La estrategia “Mambrú NO va a la guerra. Este es otro cuento” se ha implementado en el Atlántico cuatro veces, en los períodos 2010 – 2011, 2013 -2014, 2015-2016 y la última intervención se realizó en los años 2017-2018; esto para un total de 137 iniciativas de Mambrú a nivel nacional en distintas regiones de incidencia de la ARN en el territorio nacional.

El barrio Rebolo, ha sido la comunidad beneficiada, en la cual la población infantil y adolescente es vulnerable de ser atraída por grupos o pandillas que los llevan a participar de actividades ilegales. Para evitar esto, se trabajó con dos iniciativas una de danza denominada “Orgullo Rebolero” y un semillero de fútbol, como estrategias de prevención temprana que han beneficiado a 173 niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

Eneida Viaña, líder social del barrio, al sur oriente de Barranquilla, expresó su agradecimiento por el proyecto realizado por varios años en Rebolo, sector El Oasis, porque ha permitido cristalizar varios de los sueños de los jóvenes como bailar en su propia comparsa en el Carnaval de Barranquilla, ser bailarines con el Checo Acosta en la inauguración de los juegos Centroamericanos y del Caribe, entre otros.

El éxito de Mambrú ha sido tal que, en el 2016, fue llevado a cabo la transferencia metodológica de la estrategia ‘Mambrú no va a la guerra. Este es otro cuento’, a la Gobernación del Atlántico; esto permitió que la Gobernación apropiara la estrategia y la ajustarla al trabajo de prevención al reclutamiento y utilización de NNAJ en distintos municipios del departamento del Atlántico.

La estrategia ‘Mambrú no va a la guerra. Este es otro cuento’ incluye el fortalecimiento de habilidades en la población infantil como la expresión corporal, valores, negociación para el logro de consensos, transformación de conflictos y tolerancia.

Mambrú es un éxito

Con 137 intervenciones de esta estrategia en barrios y municipios, 6.881 niños y jóvenes de 29 departamentos de Colombia se han alejado de la guerra y en su tiempo libre sueñan con ser artistas, deportistas, inventores y emprendedores.

“Los niños y jóvenes son nuestro mayor tesoro, el futuro del país. Con Mambrú generamos entornos propicios para que puedan crecer, jugar, cantar y bailar, de forma que, para ellos, nunca más sea una opción ingresar a un grupo armado al margen de la ley ni a otros caminos de violencia”, destaca Andrés Stapper, director general de la ARN.

En 2019, la entidad lleva esta estrategia a otros municipios de Colombia para que cada vez sean más niños y jóvenes que disfruten de Mambrú, un cuento en el que se sientan felices, protegidos y confiados, en el que la violencia no los alcance.

No hay comentarios

Dejar una respuesta