Más de 300 niños y niñas en Colombia se reintegraron a sus familias de origen durante el 2021

0
436
  • Bogotá, Valle del Cauca y Antioquia, son las regiones donde más casos de separación parental se presentaron en 2021.

319 niños y niñas en Colombia fueron reintegrados con éxito a sus familias durante el 2021, gracias a un trabajo de seguimiento y acompañamiento de la organización internacional Aldeas Infantiles SOS.

La ONG de atención a la niñez y sus familias, también anunció que en los últimos 3 años la cifra de niños, niñas y adolescentes que se han logrado reintegrar por medio de sus programas asciende a más de 900.

Ángela Rosales, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS en Colombia, afirmó que “la reintegración familiar es fundamental para los niños y niñas que han sido separados de sus familias por algún tipo de vulneración a sus derechos. Para una niña o un niño, es traumático perder a su familia, y le marcará por el resto de su vida. La separación familiar es en algunos casos innecesaria y en la mayoría de situaciones, puede ser resuelta si hay apoyos adecuados”.

Y agregó que “a través del seguimiento y acompañamiento a las familias, Aldeas Infantiles SOS logra que los niños y niñas puedan ser reintegrados a sus familias, resolviendo las situaciones que generaron la separación familiar. El propósito es garantizar el derecho de todos los niños y niñas a crecer con su familiia, para lo cual hay que ayudar a superar las condiciones que originaron la separación, mejorando las capacidades de los adultos para proteger y cuidar de sus hijos, y evitando nuevas vulneraciones.

Aldeas Infantiles SOS Colombia acompañó procesos de reintegro familiar el año pasado en departamentos como Cundinamarca, Antioquia, Bolívar, Nariño, Tolima, Santander, Valle del Cauca y La Guajira, en atenciones vinculadas con los servicios de fortalecimiento familiar y cuidado de niños y niñas, incluyendo también a la población migrante de Venezuela.

Según cifras del ICBF, en el año 2021 ingresaron al sistema de PARD (Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos) más de 55.000 niños y niñas, de los cuales 9.282 fueron separados de sus familias y llevados a algún sitio o institución de cuidado. El 23% de los niños y niñas a quienes les son vulnerados sus derechos, pueden verse involucrados en situaciones de revictimización, pues no solo fueron víctimas de algún tipo de violencia en su contra sino que también pierden el derecho a crecer con sus familias.

Rosales aseguró que “hemos logrado que un número importante de niños y niñas regresen con sus familias, pero aún faltan muchos que, teniendo familia, no cuentan con esta posibilidad; y esto sucede porque el acompañamiento familiar es un proceso largo que requiere de una amplia diversidad de servicios y articulaciones, para resolver, por ejemplo, las condiciones de pobreza que generaron la separación familiar, pero además porque este servicio no está financiado por el sistema de protección a la niñez”.

Por regiones, Bogotá y Valle del Cauca suman el mayor número de niños y niñas separados, representando el 33% del total nacional.

Finalmente, Aldeas Infantiles SOS resaltó la importancia de que el Gobierno destine mayores recursos públicos a los servicios para la niñez y las familias, y que reconozca mediante la asignación presupuestal, la importancia que tiene para el desarrollo de las sociedades que los niños y niñas puedan crecer en familias protectoras.

“Se trata de que los niños y niñas que crecen en el sistema de protección y que tienen familia, no tengan que crecer separados de ellas, sino que logren volver a casa para su desarrollo y garantizando la no vulneación de sus derechos de nuevo”, puntualizó Ángela Rosales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta