Mejor, más rápido, más fuerte: cómo OPPO diseñó la solución perfecta de señal 5G en el Find X5 Pro

0
126

Hoy en día, millones de usuarios disfrutan los increíbles beneficios que ofrecen las velocidades 5G, desde la transmisión de películas y videollamadas, hasta los juegos sobre demanda. Para 2025, también se espera que las redes 5G sirvan a un tercio de la población mundial. Las redes mismas son, sin embargo, sólo una parte de la historia. Si desea exprimir cada gota de potencial de la experiencia 5G, necesitará un teléfono inteligente que esté a la altura del desafío. Con demasiada frecuencia, los teléfonos proporcionan una mala experiencia de usuario gracias a la baja señal y la interferencia que proporciona velocidades más bajas, lo que dificulta el verdadero potencial de 5G. Como parte de su interminable lucha por la perfección, OPPO ha empujado a sus ingenieros a desarrollar soluciones de teléfonos inteligentes 5G que brinden una experiencia incomparable, ofreciendo a los usuarios conexiones 5G estables y sin fallas para el máximo disfrute.

Sentando las bases

La calidad de la señal de un teléfono inteligente está determinada por su antena y su posicionamiento dentro del propio teléfono. A menudo, la calidad de la señal se degrada cuando los teléfonos se mantienen en ciertas posiciones, ya que la antena puede ser cubierta por las manos de los usuarios. En 2020, OPPO lanzó un innovador diseño de antena de 360 grados en el Reno3 para ayudar a combatir este problema. El diseño innovador vio la antena dispuesta a lo largo del marco exterior del marco del Reno3, lo que le permitió tener una mejor señal independientemente de si se sostenía horizontal o verticalmente.

Diseño de antena de 360 grados en el OPPO Reno3

Esto fue particularmente importante para los jugadores, ya que muchos títulos AAA diseñados para teléfonos inteligentes se juegan horizontalmente para maximizar el uso de la pantalla. En los teléfonos normales sin una solución tan novedosa, los jugadores pueden sufrir de mala señal, velocidades más lentas y retraso, lo que les da una desventaja competitiva notable.

Adaptándose a la vida

Si bien la innovadora solución de antena envolvente de 360 grados ayuda a mantener una conexión confiable independientemente de la orientación, los ingenieros de OPPO tuvieron que superar otro desafío, a saber, el hecho que en el mundo de hoy las personas esperan velocidades 5G rápidas para tareas intensivas como los juegos, sin importar dónde se encuentren. A veces, los usuarios están en sus teléfonos en entornos desafiantes como estacionamientos o trenes, lo que proporciona conexiones caídas, señal baja y retraso.

En estas situaciones de señal débil, un componente llamado amplificador de potencia (PA, por sus siglas en inglés) desempeña un papel fundamental en la amplificación de la señal de un teléfono inteligente lo suficiente como para proporcionar a los usuarios una conexión fuerte y estable.

No hay comentarios

Dejar una respuesta