Mercado a tu Barrio: un programa para que los comerciantes vendan, aprendan y crezcan

0
277
  • En 55 versiones se han recibido a más de 82.431 visitantes y se han vendido $2.143.206.928.

Para Heimar Suárez y su esposo -comerciantes del Centro-, el programa Mercado a tu Barrio ha significado no solo la posibilidad de vender frutas y verduras en toda la ciudad, sino mejorar su condición de vida y la de su familia. Ella y su esposo Juan Carlos entraron a esta iniciativa cuando el Distrito la puso en marcha para ayudar a los comerciantes durante las restricciones de la pandemia.

“Más allá de las ventas, a medida que ha pasado el tiempo la Alcaldía nos ha venido apoyando con muchos programas y capacitaciones con psicólogos, asesorías para adquirir nuevos métodos de pago, incluso hemos aprendido a ahorrar para nuestro futuro, algo que no considerábamos porque estábamos acostumbrados a las ganancias diarias”, reconoce Heimar, mejor conocida como ‘la mona’.

Tal como dice esta comerciante, los beneficios para ella y más de 40 familias no radican solo en vender más.

A través de la Secretaría de Control Urbano y Espacio Público se ha generado un proceso de acompañamiento para que todos los vendedores estacionarios que hacen parte del programa trabajen de la mano con entidades como la Corporación Acción por el Atlántico -Actuar Famiempresas-, que trabaja en la sensibilización y articulación en la apropiación de buenos hábitos empresariales.

La formalización empresarial se da por medio de procesos de acompañamiento para que los vendedores accedan a fuentes de financiación, programas de formación técnica, ampliación de mercados, y la generación de confianza y reputación para sus negocios, brindando apoyo para la acreditación en manipulación de alimentos y la expedición del RUT.

“Yo no me siento como vendedora del mercado porque las condiciones son muy diferentes. La Alcaldía nos ha ayudado mucho, ya no nos vemos como vendedores informales, ni tenemos la mentalidad de vivir el día a día, y todas las capacitaciones y programas me hacen sentir como una comerciante que está empezando, ya somos una microempresa que tiene su lista de clientes”, añade Heimar.

También se han promovido los métodos alternativos de pago. La apertura de cuentas de manejo de efectivo “Ahorro a la mano” de Bancolombia para abrirle a sus clientes otras alternativas de pago por medio de transferencias electrónicas, por lo cual ahora cuentan con un código QR impreso en una lámina de acrílico al cual siempre pueden acceder.

Otro de los beneficios que reciben ha sido la vinculación a Beneficios Económicos Periódicos (BEPS) de Colpensiones, una alternativa que consiste en un ahorro voluntario con la que pueden recibir un ingreso de por vida en la vejez.

Adicionalmente, se vienen desarrollando actividades lúdicas y ejercicios prácticos, para entender conceptos de mercado y mercadeo, y los pasos necesarios para su desarrollo, al igual que la búsqueda de nuevas oportunidades de mercado y adaptación a la nueva realidad comercial pos-COVID-19.

Heimar, con 26 años y una bebé de seis meses de nacida, asegura que todos estos beneficios la hacen sentir una microempresaria con capacidad para trazarse metas y hacer proyectos para el bienestar de su hija.

Asimismo, haber participado en más de 55 versiones por distintos parques le ha permitido crear una base de más de 200 clientes en toda la ciudad a quienes les vende a domicilio y con todas las modalidades de pago, incluyendo tarjeta de crédito.

“A mí me gusta mi trabajo porque me gusta atender clientes, acomodar mis productos. No hay nada mejor que trabajar en lo que a uno le gusta y en lo que se siente bien, y es bueno saber que la Alcaldía se preocupa por nosotros, en saber qué vendemos en los puntos, incluso buscan la manera de encontrar nuestro bienestar para que estemos bien”, resalta Heimar.

De acuerdo con el alcalde Jaime Pumarejo Heins, la experiencia adquirida con los vendedores estacionarios se replicará con todos los vendedores que harán parte de la transformación del Centro con los procesos de la reubicación de los mercados como el Gran Bazar, Mercado del Río o muchos otros que sumarán a miles de vendedores estacionarios.

“Con ellos estamos trabajando no solo para darles un sitio más digno donde vender, sino mejorar sus condiciones de vida para que puedan pensionarse cuando lleguen a cierta edad y para que puedan vender mejor, atender mejor a su clientela y posicionarse como unos empresarios y no como vendedores informales. Poco a poco transitando hacia una mejor calidad de vida y construyendo un futuro más sólido”, afirma el alcalde Pumarejo.

Para el secretario de Control Urbano y Espacio Público, Ángelo Cianci, la transformación de los vendedores de Mercado a tu Barrio ha sido integral, atendiendo el compromiso de seguir impulsando la economía local y ayudar a que la compra del día a día con los vendedores sea más cercana y atractiva para todos los barranquilleros.

“Con este programa no solo logramos sacarlos de las calles, sino que ofrecemos un mejor entorno para atender sus negocios. Hemos venido capacitándolos en métodos alternativos de pago, formalización empresarial, atención al cliente y cómo mejorar sus procesos de venta”, explicó.

Este año, Mercado a tu Barrio viene recargado por dos. La programación semanal se realizará de viernes a martes, rotando por los distintos parques de Barranquilla, de 7:00 a.m. a 5:00 p.m., en dos versiones simultáneamente.

Esta vez habrá distintas estaciones unidas alrededor de la idea de llevar un poco más del Centro al resto de la ciudad, para así continuar creciendo con esta iniciativa. Por ello, en las nuevas versiones los asistentes podrán encontrar emprendimientos locales que irán rotando, como coco frío, panes, mermeladas, hayacas y pasteles, jugos, ensaladas de frutas, entre otros.

Además, habrá activaciones para que quienes visiten Mercado a tu Barrio, además de hacer su compra, puedan vivir toda una experiencia. Por esto, en algunas ocasiones podrán encontrar jornadas de vacunación canina gratuita, una cocina en vivo con productos del mercado, un taller de pintura para niños o una tarde de literatura con libreros del Centro.

También se incluirán algunos puestos con productos del Centro por temporada. Por ejemplo, en época de Carnaval, productos carnavaleros; en época escolar, libros; en época navideña, juguetes, y así seguir reactivando la economía del sector. Como esta se dará paso a otras estrategias para que más emprendimientos se sumen a MAB, impactando en la economía y condiciones de más vendedores.

Mercado a tu Barrio, ayuda en momentos difíciles

Este programa nació como un mercado satelital creado para darles una mano a ellos y a más de 30 vendedores estacionarios del Centro en un difícil momento. Esta oferta itinerante que lleva a todas las localidades de la ciudad un poquito de la magia y efervescencia del Centro de Barranquilla con sus sabores y productos insignia.

Más allá de los 82.431 visitantes que ha recibido, Mercado a tu Barrio significa una oportunidad de ahorro para los vendedores y sus familias. Desde la Administración distrital reciben apoyo a través decapacitaciones, lo que les permite seguir fortaleciendo sus hábitos empresariales y haciendo uso correcto de los recursos financieros y el mejoramiento de su calidad de vida.

No hay comentarios

Dejar una respuesta