No fue uno, ni fueron dos, ni fueron tres… ¡FUERON CUATRO!

0
453

Junior ganó, goleó y gustó… ese es el mejor resumen del partido de ida en la Final de la Liga del fútbol profesional colombiano.

Un Junior que después de salir al camerino despertó en el partido con un glorioso 4-1 frente a un Medellín que se apabulló luego que el local le propinó el segundo gol.

«Vimos un Junior que fue superior a nosotros, pero yo confío en mi equipo y lo digo con seguridad, este marcador por adverso que parezca, lo podemos remontar», aseguró en rueda de prensa, Octavio Zambrano, director técnico de Medellín.

Con este resultado los hinchas sueñan y se ven más cerca de la octava estrella que ya le ha sido esquiva en tres ocasiones al equipo tiburón.

Por su parte, el profesor Julio Avelino Comesaña reiteró el buen momento por el que está pasando el equipo rojiblanco.

«En el segundo tiempo decidimos parar, porque estábamos sobrerevolucionados, pusimos la pelota en el suelo y comenzamos a hacer lo propio y lo que sabemos: jugar al fútbol», aseguró el timonel del Junior.

«Tres goles ni cinco goles sin definitivos porque el Medellín es un equipo con gol, pero esos tres goles son muy importantes para nosotros», agregó Comesaña.

Junior con tres goles de ventaja va con más calma a defender el resultado en el Atanasio Girardot, donde buscará un regalo de niño Dios anticipado: La Octava Estrella.

No hay comentarios

Dejar una respuesta