Por fallo del Consejo de Estado, Cementos Argos pagará impuesto de avisos y tableros en litigio desde 2011

0
514

El Consejo de Estado falló a favor del Distrito de Barranquilla una acción de nulidad y restablecimiento del derecho que se originó por una demanda de Cementos Argos S.A., con lo cual esta empresa quedó obligada a pagar el impuesto de avisos y tableros, como complementario del impuesto de industria y comercio.

“Dentro de las competencias de control tributario y fiscalización del impuesto de industria y comercio, el Distrito de Barranquilla en el año 2011 profirió una liquidación oficial a Cementos Argos sobre la no liquidación del impuesto de avisos y tableros que debió liquidarse como complementario del impuesto de industria y comercio”, explicó el gerente de Gestión de Ingresos Fidel Castaño Duque.

El argumento que esgrimía Cementos Argos era que se estaba violando el derecho al debido proceso, que el Distrito estaba cobrando un impuesto del cual esa empresa no era sujeto pasivo, por considerar que los avisos en vallas, ferreterías, camiones, etc. no eran de la empresa y no se les debía cobrar ese tributo.

“El Distrito siempre argumentó que ese impuesto complementario de avisos y tableros corresponde a una publicidad que se hace por el ejercicio de la actividad industrial comercial o de servicios”, agregó Castaño.

El proceso, que venía desde el año 2011, llegó al Consejo de Estado y este tribunal falló en sentencia que ya fue notificada, dándole la razón al Distrito, diciendo que Cementos Argos debió liquidarse como sujeto pasivo del impuesto de avisos y tableros y debe cumplir con las obligaciones tributarias como está legalmente establecido.

“Ya no hay ninguna apelación ni reclamación por parte de Cementos Argos y pondremos esta decisión en conocimiento de los jueces competentes para que la tengan en cuenta en otros procesos que se estén adelantando por parte del Distrito contra contribuyentes que se encuentren en las mismas circunstancias”, indicó el funcionario.

Por este caso, correspondiente al año gravable 2009, el impuesto omitido asciende a 240 millones de pesos y al cual se le impuso una sanción por inexactitud del 160%, que el Consejo de Estado redujo por favorabilidad al 100%, lo que significan otros 240 millones de pesos que, sumados a los intereses correspondientes desde esa fecha hasta el momento en que se haga efectivo el pago, llegarían alrededor de 500 millones de pesos, lo que quiere decir que por este caso la cifra a pagar podría estar por encima de 1.000 millones de pesos, informó el gerente de Gestión de Ingresos.

“Una vez ejecutoriada la sentencia, el Distrito puede iniciar el cobro. Para los años siguientes se hizo el mismo procedimiento y para todos los procesos el Distrito aportará copia de esta sentencia”, dijo Castaño Duque, quien agregó que “este es un gran logro de la Administración Distrital en la defensa de los recursos públicos que se requieren para las obras y programas en favor de los barranquilleros”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta