«Ser Policía me ha permitido ponerme al servicio de quienes más lo necesitan»: Patrullero Guzmán

0
138
  • ESTE UNIFORMADO, VINCULADO A LA ESTACIÓN DE POLICÍA DE ARJONA, EJEMPLIFICA EL ESPÍRITU DE LOS HOMBRES Y MUJERES QUE LABORAN EN EL DEPARTAMENTO DE POLICÍA BOLÍVAR.

El dar sin esperar nada a cambio, y obrar en beneficio de los demás. Esa ha sido la consigna que ha guiado al patrullero Ricardo Guzmán Cárdenas, quien a pesar de las dificultades que ha tenido que sortear a lo largo de sus 33 años de vida, ha procurado con su trabajo, dar ejemplo de lo que es ser un verdadero policía.

De origen humilde, pero formado en virtudes, gracias a los valores que le inculcaron sus padres; este uniformado sintió desde muy niño que su camino iba a estar marcado por el servicio, no sólo por el hecho de ponerse a disposición de una institución del Estado, sino porque en su ser siempre estuvo ese sentimiento de ayudar a los demás.

El servir como monaguillo y vincularse desde ese rol a las distintas actividades comunitarias que organizaba la iglesia en su pueblo natal, permitieron al patrullero Guzmán Cárdenas descubrir, poco a poco, su propósito en la vida. Sin embargo, a medida que crecía fue comprendiendo que debía esforzarse para convertirse en la persona que quería ser, no sólo por él mismo; sino por su anhelo de mejorar las condiciones de su entorno familiar, que para aquel entonces, no eran las mejores.

Para cumplir con su deber ciudadano y viendo el ejemplo de sus cuatro hermanos mayores, se presentó al Ejército Nacional para definir su situación militar. Aunque no fue admitido, debido a las secuelas que le dejó en su cuerpo un accidente de la infancia, su determinación lo condujo hacia la Policía Nacional, en donde no dudó en aplicar a una convocatoria para Auxiliar Bachiller, siendo admitido en el 2011.

Completó su servicio militar en Ibagué, donde la experiencia vivida lo motivó a perfilar su camino hacia la Institución. Tras dos intentos fallidos, logró finalmente en el 2013, ingresar a la Escuela de Policía “Gabriel González” en El Espinal (Tolima); donde un año después, obtuvo el título de Técnico Profesional en servicio de Policía.

Estuvo por siete años en el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y tras desvincularse de esta unidad especial, fue trasladado al Departamento de Policía Bolívar, donde ha visto fortalecida su vocación de servicio, tras asumir el cargo de Gestor de Participación Ciudadana en la Estación de Policía de Arjona.

Desde el año pasado que fue transferido a este Comando, el patrullero Guzmán Cárdenas ha enfocado todas sus energías en pro de la niñez y en ayudar al prójimo, convirtiéndose en poco tiempo en un ejemplo para sus compañeros y demás miembros de la Institución, pues se compromete en cuerpo y alma en distintas causas en beneficio de la comunidad que lo ha acogido como un habitante más.

El trabajar en el Departamento de Policía Bolívar le ha permitido a este uniformado redescubrir su propósito en la vida, por eso, su mayor satisfacción ante el deber cumplido está en el recibir una sonrisa genuina de agradecimiento de quienes, por medio de su labor, ha podido ayudar.

Un ejemplo de ello son las acciones que ha impulsado en beneficio de los pequeños Cristian y Maite, que viven en condición de vulnerabilidad y a los que ha podido impactar en su calidad de vida, gracias al respaldo de la Policía y de diversas entidades y de personas de buen corazón que han sumado en cada una de las actividades que ha desarrollado en su misión de “servir a los demás”.

En el caso de Cristian, de 7 años y diagnosticado con parálisis cerebral, los esfuerzos liderados por el patrullero Guzmán Cárdenas permitieron que este niño cuente hoy día con una nueva silla de ruedas y tenga su familia los insumos básicos necesarios para los cuidados especiales que éste requiere. Mientras que, en el caso de Maite, de 12 años, que padece una delicada enfermedad y quien vive con su abuela, se logró proporcionarle a esta pequeña una nueva cama, alimentos, y que ésta pudiese disfrutar, por primera vez, de la celebración de un cumpleaños, actividad que se realizó en diciembre del año pasado.

“Ser policía me ha permitido ponerme al servicio de quienes más lo necesitan, porque si yo puedo ayudar, puedo cambiar vidas y eso es algo que me motiva, además, por medio de mi labor, quiero mostrarle a la ciudadanía que en la Institución somos más los buenos, que somos más los que hacemos las cosas bien y que desde aquí, trabajamos por nuestra gente”, expresa el patrullero Guzmán Cárdenas.

Este uniformado del Departamento de Policía Bolívar, quien diariamente trabaja incansablemente por la convivencia y seguridad de los arjoneros, quiere con su labor contribuir a la construcción de una mejor Colombia; dejando un legado a su pequeño hijo Liam David Guzmán, fruto de su relación con Andrea Guzmán Roa, donde el servir desde el uniforme de la Policía Nacional es sinónimo de amor y compromiso por el país.

No hay comentarios

Dejar una respuesta