Subintendente Everlides Ávila Anillo es la única mujer comandante de estación del departamento de Policía Bolívar, ‘una mujer de armas tomar’

0
306

La Subintendente Everlides Ávila Anillo está demostrando con méritos el talante del mal llamado “sexo débil”, al ser en la actualidad, la única mujer con el cargo de Comandante en una Unidad Policial al interior del Departamento de Policía Bolívar.

Esta sanjacintera, de 33 años de edad y con una trayectoria de 14 años de servicio en la Policía Nacional, es desde mayo del 2020, la máxima autoridad en la Estación de Policía de Margarita, en la subregión de la Depresión Momposina Bolivarense.

Este reto institucional llegó a su vida, no por azares de la vida o coincidencias del destino, sino que es el resultado de múltiples esfuerzos que ha realizado a lo largo de su carrera policial; donde ha procurado mostrar las capacidades y competencias que poseen las mujeres, revaluando con ello, los estereotipos y roles de género.

Su decisión de convertirse en policía tampoco estuvo a la suerte. Desde muy niña surgió en ella el sentido del deber, el de querer cuidar y proteger a los demás, inclusive, cuando jugaba a policías y ladrones con sus amigos de la infancia, ella siempre asumía el papel de la autoridad, porque veía en esta la figura del héroe que le hace frente a la adversidad y que ayuda a quienes más lo necesitan.

Cuando se encontraba en su último año de bachillerato y con 17 años de edad, tomó la decisión de hacerle caso a lo que le dictaba su corazón, por lo que tras una amplia conversación con sus padres y con el apoyo de un primo, hoy día policía jubilado, emprendió su camino en la Policía Nacional.

Luego de obtener el título de Técnico Profesional en Servicios de Policía, en la Escuela de Policía Provincia de Sumapaz (Fusagasugá-Cundinamarca), fue asignada en el 2008 al Comando de Policía Bolívar, donde estuvo vinculada a las estaciones de Arjona, San Juan Nepomuceno, Carmen de Bolívar y Marialabaja.

En cada una de estas unidades policiales, esta uniformada desempeñó distintas funciones, que respondían a las necesidades administrativas y operacionales que demanda la Institución. Sin embargo, su espíritu inquieto por aprender y seguir creciendo como miembro activo, la llevaron a tomar un curso de ascenso que realizó Sibaté (Cundinamarca) y que le permitió en el 2020 asumir el cargo de Comandante de la Estación de Policía en Margarita.

Adaptarse a estas nuevas funciones, asignadas en una comunidad alejada de los territorios que ella conocía, fue todo un reto a nivel personal para la subintendente Ávila Anillo. Sus temores por estar lejos de los que ama han ido mermando al sentirse acogida en Margarita, donde la calidez y voto de confianza que le han dado sus habitantes frente a su gestión, es un aliciente en su deber-ser como policía.

Durante su comandancia, la subintendente Ávila Anillo ha puesto en marcha, con el acompañamiento del Departamento de Policía Bolívar y de la Alcaldía Municipal de Margarita, una serie de acciones conjuntas en pro de la seguridad y convivencia ciudadana. Lo anterior se ha visto reflejado no sólo en la lucha contra los delitos que afectan la tranquilidad de los margariteños como es el caso de hurto, abigeato, microtráfico y homicidios; sino también en el fortalecimiento de la presencia institucional en las comunidades para que los habitantes del municipio sientan el acompañamiento real y permanente de la autoridad.

“Ser comandante de la Estación de Policía en Margarita ha sido un reto en mi carrera como policía, donde el cariño y el apoyo que me han brindado los habitantes ha sido muy importante para mí, porque esto me ha permitido desarrollar a cabalidad y con su respaldo, este trabajo. La comunidad ha visto con buenos ojos que sea una mujer la que está al frente de la Estación, pues sienten que, con mi presencia, ha habido un cambio en la atención y eso es fundamental para mí, porque he querido que la comunidad vea en mí y en mi equipo sus aliados, sus amigos”, expresó.

Casada desde hace 9 años con el subintendente Orlando Osorio Guerra, con quien comparte la dicha de ser los padres de una hermosa niña de 6 años; la subintendente Ávila Anillo espera seguir demostrando sus capacidades al interior de la Policía Nacional, reivindicando de esta manera el aporte que hacen las mujeres a la Institución y de la cual se siente orgullosa de hacer parte.

No hay comentarios

Dejar una respuesta