The Fraud Explorer, el ‘antivirus’ de la corrupción corporativa

0
140

Este emprendimiento digital acompañado por el programa APPS.CO del Ministerio TIC opera desde Medellín y desarrolló un software que a través de lenguaje artificial identifica comportamientos deshonestos en las empresas.

Desde 2010 el profesional en seguridad de la información Julián Ríos comenzó a investigar fraudes informáticos como parte de su trabajo diario, pero en desarrollo de esa tarea llegó a un punto en el que comenzó a plantearse la posibilidad de crear una herramienta que le ayudara, más que detectar, a prevenir los fraudes en las empresas.

Para 2016 comenzó su “experimento” luego de rebuscar en internet alguna idea remotamente parecida a lo que quería hacer, pero para su sorpresa no logró hallar ninguna pista, así que comenzó a desarrollar el software que testeó con una representativa empresa en Medellín con más de 5 mil empleados que le dio la oportunidad de probar.  “No sabíamos si iba a funcionar, pero el experimento funcionó mejor de lo que esperábamos”.

El experto en seguridad de la información explica que el software, a través del lenguaje artificial y del procesamiento del lenguaje natural, es capaz de encontrar en una conversación de una o más personas eventos deshonestos, ya sean en conversaciones  telefónicas, a través de los chats, correo electrónico o redes sociales.

“Desarrollamos una base de comportamientos deshonestos y entrenamos un sistema de Inteligencia Artificial que nosotros mismos desarrollamos, que se llama un motor de inferencia”, detalla Julián Ríos. Con un grupo de antropólogos, neurocientíficos y expertos antifraude de todo el mundo ya han codificado más de 35 mil comportamientos deshonestos, que son la base de datos bajo la cual trabaja el sistema de IA.

Explica que el software funciona como un antivirus. “Cuando una empresa compra un antivirus compra un servidor, una solución principal que se instala en una consola central, y que despliega unos agentes en los dispositivos corporativos de los empleados (tabletas, computadores, celulares, teléfonos) que se encargan de estar pendientes de cualquier comportamiento deshonesto y lo reporta a la consola central. El sistema de inteligencia artificial se encarga de hacer todo el cómputo para empezar a arrojar probabilidades de fraude”.

The Fraud Explorer (https://www.thefraudexplorer.com/index.html) ganó el premio como la mejor iniciativa antifraude mundial que le otorgó la Wolrld Compliance Association (Asociación Mundial de Cumplimiento) el pasado mes de febrero, entre varias empresas europeas y americanas. Ya comenzó su proceso de expansión con el montaje de su primera empresa fuera del país, en Estados Unidos.

Hoy este emprendimiento digital atiende a 15 empresas, la mayoría en Colombia, pero también ha incursionado en Ecuador, donde vinculó a dos compañías y a la Universidad Tecnológica de Israel. También ha iniciado contactos con una universidad en España.

No hay comentarios

Dejar una respuesta