Una perrita callejera se convirtió en la mejor amiga de la Policía en Arjona

0
159

Es una perrita de raza criolla con muy buen olfato y oído, llegó a la Estación de Policía de Arjona, Bolívar, siguiendo los pasos de unos agentes y desde entonces se ha convertido en una celosa centinela del lugar.

Todo comenzó cuando se encontró con los policías en la Plaza Principal de aquel municipio ubicado al norte del departamento y estos le ofrecieron cariño y alimento. Nadie sabe de donde vino ni como llegó.

Por instinto el animal sintió que estas personas de buen corazón podrían cuidarla y así fue. Rápidamente se ganó su confianza y fue bautizada como “La Negra”. Desde entonces hace ya tres años acompaña a los uniformados en todos los turnos de Vigilancia. Su ladrido es la voz de alerta de día y de noche.

Su fino oído le permite identificar las voces de los Policías y hasta el sonido de sus motocicletas. Su alegría al ver a un miembro de la Institución es indescifrable y se ha convertido también en la adoración de algunos vecinos que a diario le llevan comida y en ocasiones cuando lo requiere medicamentos.

Es una perrita curtida ya por los años, aprendió a sobrevivir en las calles y ahora pasa sus días al cuidado de los gendarmes quienes le dieron otra mejor calidad de vida. “La Negra” ya es de la familia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta