«VIVA», un texto de vida que habla sobre el suicidio…

0
218
Por: Eric Cantillo Lastre - @Psicóloco Eric.

 

El suicidio adolescente es la consumación de lo que ya estaba.

Y lo que estaba, era ese huesped que llegó a vivir a tu casa, al que tú dejaste entrar y que trajo consigo las peores ideas. Y ese es: el silencio.

Ese silencio que da consistencia a una idea, a una mala idea. La del suicidio.

En 2018 estuve en un congreso de estudiantes y profesionales de Psicología y presenté una ponencia a la que llame «¿está de moda el suicidio?». Alimenté tanto morbo como me fue posible y el auditorio se llenó, tal y como lo deseé…

Más allá del morbo del que me valí la pregunta es más que pertinente. Está de moda?

Hay quiénes consideran que no, que el suicidio «ha existido desde siempre solo que ahora se informa más al respecto». Eso me dijeron unos psicólogos presentes en la audiencia. Una de 2, quiénes me interpelaron y así piensan o son muy inteligentes o son muy zánganos…

Si ha existido siempre pues fin de la discusión, o mejor-o peor-no hay discusión alguna. La Psicología es un chiste entonces, una disciplina que sólo se ocupa de babosadas…

Entiendo que no tenga respuestas, eche pero tampoco preguntas!?

No hay preguntas por una generación que no ve series, sino que las «consume»? Yo en los noventa veía los domingos a las 9 pm Beverly Hills 90210 y Baywatch en la sala de mi casa. Semanalmente. Con alguna temática polémica pero en la sala de mi casa, donde mís papás podían ver lo que yo…

No encerrado en un cuarto, ni en un computador o en celular, sin compañía de un adulto responsable. No, se ven-consumen-a solas, a edades desafiantes y acomplejantes, y encima de un solo meke, en maratón…

Nadie se suicida por lo que vio en una serie, pero si es patético que tu hijo de 18 años, 4 años atrás viera una serie de Netflix llamada 13 reasons why (13 razones del porqué. 13 razones de un suicidio.) y tú no…

Y tú no estuvieras ahí para ser su interlocutor y con quién cotejar un drama tan impactante.

Luego el psicólogo del colegio, tras ver la serie de la que los chicos tanto hablaban, convoca una Escuela de Padres para hablar de 13 reasons why y de una audiencia esperada de 50 solo llegaron 8 padres de familia…

Al preguntarles sí la habían visto solo una madre la conocía. El resto sólo preguntaba: «y eso está en Netflix?».

Pero al menos ellos asistieron…

Alguien me dirá que 13 reasons why es una serie acerca del Bullying; pues no. Es acerca del silencio… Y es excelente.

La adolescencia siempre será un momento de la vida desafiante y difícil independiente de a cuál generación pertenezcas; pero los discursos que circulan en la cultura han mutado y eso es innegable.

Y lo que estaba latente hoy es patente. Y lo que estaba implícito hoy es explícito. Y hoy de forma explícita te pueden contar historia acerca del suicidio; a un grupo poblacional que por estructura piensa en la muerte y se relaciona con ésta de una manera peculiar.

Las llamadas emociones fuertes se reconocen en la adolescencia. La montaña rusa no fue inventada, ni inspirada en niños y adultos. La conducta suicida-no el suicidio-es inherente al adolescente. Y si lo condimentas con series para consumir en soledad y redes sociales donde encontrar un lugar y encajar…

Y con la oferta de «contenido» de referentes de «éxito y realización personal» cuyo propósito vital y cotidiano es «monetizar» lograr interacciones, likes y reproducción masiva de «su contenido». Los llamados Influencers…

Esos que llegan a tus hijos más horas al día que tú, con cualquier cosa…

Antes el diablo estaba en la televisión, pero siempre se ha dicho «debe verse en compañía de un adulto responsable». No siempre será posible. Y será imposible meter a tus hijos en una búrbuja que le impida el contacto con un mundo cada vez más puteao. Pero siempre habrá posibilidad de ayudarle a construir CRITERIO.

Es lo que siempre le digo a los chicos en consulta. «Tu mamá te trae porque está preocupada (está cagá!)» Y les digo que no se trata de que dejen de ver y consumir lo que ofertan las redes, las plataformas, los videojuegos sino que lo hagan con CRITERIO.

El CRITERIO es lente a través del cual se mira el mundo real de alguien. Donde las cosas pueden doler. Y si algo nos trajo la pandemia fue una buena cuota de realidad…

Vieron las filas de adolescentes yéndose a vacunar? En un alto porcentaje hacen parte de una población con menos indice de letalidad, capaz y son los que menos la necesitan, pero con certeza son los que más han odiado lo que el COVID les hizo. Se vacunan para salir y que uno como padre deje de joder con tanta protocolo y tanta mierda…

A mí se me hace muy jodido competir con el Influencer cuyo contenido tiene más alcance que mis textos. Eso también habla del CRITERIO con que este mundo se consume. Todo se quiere cada vez más rápido e instántaneo.

Y en lo único que al adolescente le importa durar es en lo que menos dura…

A la vida solo se le echa un polvo de tanto en tanto. De resto el mundo real está diseñado para que lo que vale la pena sea lo duradero. Pero hoy el discurso que circula es leve, muy efímero, instantaneo. Diría Bauman: líquido.

Como en Instagram. Como en la historia que montaste ayer y el que la vio la vio

Por supuesto nos conmocionamos cuando aquel que empieza a vivir nos dice «he renunciado a mis ganas de vivir». Solo él sabía a qué se refería y eso ya es problemático, sólo lo sabía él. Y solo…

Al punto de irse a dejar de vivir mediante un suicidio, a suicidarse al lugar llamado «el Viva».

La ironía es mera escenografía. No es su razón. Es simplemente el escenario que «eligió».

En Buscando a Alaska Jhon Green dice: «cuando los adultos dicen:«los adolescentes piensan que son invencibles», con esa sonrisa mañosa y estúpida en sus rostros, no saben cuán en lo correcto están. Necesitamos no perder nunca la esperanza, porque nunca nos podemos romper de manera irreparable. Pensamos que somos invencibles porque lo somos. No podemos nacer y no podemos morir. Como toda la energía, solo podemos cambiar formas, tamaños y manifestaciones. Ellos olvidan eso al envejecer. Temen perder y fracasar. Pero esa parte nuestra, más grande que la suma de nuestras partes, no puede nacer y no puede morir, así que no puede fracasar…».

Y yo digo que la llamada naturaleza humana no es otra cosa que ir en contra de la naturaleza.

Buscando a Alaska es un libro de John Green. Un escritor que bastante ha escrito sobre los adolescentes. He leído dos de sus libros. Escribió uno muy conocido llamado Bajo la Misma Estrella que dio lugar a una hermosa película del mismo nombre.

En la cita que traigo a colación les diré que sé qué quiso decir, pero siento que dijo mucho más de lo que quiso decir. Yo no sé qué pensará la psicología al respecto pero si no tiene nada que decir más allá de «el suicidio ha existido desde siempre». Pues yo sí, yo soy loco, soy Psicóloco Eric. Y yo pregunto, y la cesárea, también ha existido desde siempre?

Sí, la cesárea. Porque cuando John Green dice:»NO PODEMOS NACER Y NO PODEMOS MORIR»; yo pienso en la cesárea y el suicidio, respectivamente. Ambos son artificios. Ambos son vainas que el hombre en su » naturaleza humana» se inventó. Los animales no hacen nada de eso…

El hombre; como animal más evolucionado tiende a ir en contra de lo natural. Y así le va…

Y luego se sorprende y se escandaliza.

No es mentira que estamos en presencia de generaciones que desestiman y desprecian el nacimiento. Y cada vez tenemos más sujetos que llegan al mundo por cesárea; dejando una herida…Y algunos se van dejando otra…

Este texto es largo pero vale la pena. En la vida lo que vale la pena toma tiempo. Si te dio flojera leerlo te entiendo, pero ello me habla de tu CRITERIO. De si prefieres otra clase de contenido, con certeza tus hijos también…

Este fue un texto sobre el artificio del suicidio. El peor de todos los artificios del humano. En verdad lamento mucho lo acontecido con Jaider en «El Viva».

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta