‘Vuelve y Juega’, la estrategia ganadora contra las riñas de jóvenes en los barrios

0
236
  • Estrategia ‘Vuelve y Juega’ a la fecha cuenta con 2284 vinculados y 63 grupos de jóvenes caracterizados. Gracias a esta labor se ha logrado desarrollar seis encuentros de mediación en diferentes barrios.

Mucha piedra tuvo que ‘llover’ y muchas calles que correr en el barrio La Sierrita, ubicado en la localidad Metropolitana, para poder decir hoy con toda seguridad que ‘después de la tormenta llega la calma’, como lo cuenta John Mario Escorcia Sabayeth al recordar los peligrosos enfrentamientos que tenía en compañía de amigos de la cuadra con otros jóvenes de sectores aledaños en medio de un torrencial aguacero.

Ese era el panorama que vivían los vecinos del barrio y sus alrededores, quienes no podían entender el comportamiento de estos muchachos, que siempre estaban buscando pelea, no solo en temporada de lluvias, sino los fines de semana, por eso algunas madres comenzaron a buscar apoyo con las autoridades para encontrar mecanismos que los llevaran a resolver sus diferencias y acabar con tanto conflicto y agresividad sin sentido entre ellos.

“Era como un juego bajo la lluvia, solo queríamos molestarnos entre nosotros, pero de pronto se convirtió en agresividad y terminábamos en una sola ‘peñonera’. Así, apenas caía la primera gota salíamos a buscar pelea, no nos importaba nada y más porque casi siempre nos encontrábamos con efectos de droga”, relata John, barranquillero de 22 años, quien de ‘tira piedras y coleto’, paso hoy a ser un gran ejemplo para más de 150 jóvenes del barrio, que lo ven como su modelo a seguir. “Si yo pude, ellos también”, asegura.

En esa búsqueda, una mañana hace ya varios años, John y su mamá Johana Sabayeth se encontraron con el equipo psicosocial de ‘Vuelve y Juega’, estrategia de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana de la Alcaldía de Barranquilla, que luego de varios intentos logró convencerlo de entrar y darse una oportunidad para salir del problema a través de la oferta institucional ofrecida para jóvenes como él.

Actualmente, dicha estrategia cuenta con 2284 vinculados y 63 grupos de jóvenes caracterizados. Gracias a esta labor se ha logrado desarrollar seis encuentros de mediación en diferentes barrios donde 390 muchachos se comprometieron a poner fin a los enfrentamientos bajo la lluvia con la firma de un pacto de no agresión para la no repetición.

“Solo tengo gratitud, yo era de lo peor, andaba en las drogas, buscando peleas, era un dolor de cabeza para mi familia”, relata John, quien luego de cumplir varias etapas del proceso logró convertirse en uno de los Guardianes de la Convivencia y desde hace un año ingresó al equipo de Promotores de Convivencia. Un vuelco total a su vida, pues también terminó su bachillerato con un alto puntaje que hoy lo tiene adelantando su primer semestre de Ingeniería Industrial en la Universidad del Atlántico.

Y es que, uno de los objetivos del programa ‘Vuelve y Juega’ es lograr que los grupos juveniles de los barrios priorizados escojan el diálogo como una herramienta efectiva para la resolución pacífica de conflictos o diferencias, reconociéndose como ciudadanos con competencias que aportan a la construcción de una comunidad segura y en sana convivencia.

Cifras alentadoras

De acuerdo con las cifras del Observatorio de Seguridad y Convivencia Ciudadana del Distrito, las lesiones personales bajo modalidad de riña, donde la víctima fuera un joven entre los 14 y 24 años, han presentado una disminución importante en los últimos años. 2021 cerró con una disminución de 68% con 618 casos menos en comparación con 2019, mientras que comparado con el 2020, se redujo en un 12% con 41 casos menos en este tipo de comportamiento que afectan la seguridad y la sana convivencia.

Asimismo, los homicidios por riñas, donde la víctima tuviera entre 14 y 24 años, presentaron reducción en 2021. Comparado con el 2019, el año pasado cerró con 10 casos menos correspondiente a una disminución del 32%. El mismo periodo comparado con 2020 mantuvo la misma tendencia a la baja con una variación de menos 36%, es decir, disminuyó en 12 casos este tipo de delitos. Durante el primer bimestre del 2022, se reportó una reducción del 67% con 2 casos menos que en 2021.

Los resultados que arroja la intervención del equipo psicosocial de la estrategia ‘Vuelve y Juega’ son alentadores, según el jefe de la OSCC, Nelson Patrón. “Para que este proceso de resultado siempre estamos convocando a los jóvenes integrantes de estos grupos para que asistan a talleres orientados en temas de cultura de la no violencia, comunicación asertiva, reconciliación, perdón, competencias ciudadanas y socioafectivas para el buen manejo de las relaciones personales”.

‘Vuelve y Juega’ también articula con instituciones como el SENA para que los beneficiarios puedan acceder a formación para el trabajo, reciban capacitación para desarrollar emprendimientos y construyan un nuevo proyecto de vida. Hoy la estrategia cuenta con 33 Promotores de Convivencia certificados como formadores en cultura y en derechos humanos.

Como componente innovador, la estrategia también aborda la formación de los padres, madres de familia y cuidadores, lo cual garantiza la corresponsabilidad de la comunidad y el fortalecimiento de las relaciones familiares como sistema de soporte para el proceso que viven los jóvenes. Gracias a esta gestión se ha logrado impactar 180 miembros de los núcleos familiares de los grupos juveniles caracterizados.

Adicionalmente, estos grupos juveniles participan en espacios lúdico-pedagógicos de ‘Fútbol con Valores’ para fortalecer la práctica de principios como el respeto, el trabajo en equipo y la solidaridad. Esta transformación también cuenta con el apoyo de la Policía de Prevención y Educación Ciudadana, quienes apoyan el proceso a través del Plan Lluvia y capacitaciones sobre cultura cívica.

El Plan Lluvia ha sido determinante a la hora de prevenir enfrentamientos callejeros, los Promotores de Convivencia realizan monitoreo en terreno de las zonas priorizadas de los 34 barrios donde interviene el programa. En medio de la lluvia hacen acercamientos para mediar entre los jóvenes, abriendo espacios para el diálogo y el juego como herramienta para la resolución de conflictos. Durante 2021 se realizaron 72 monitoreos en temporada invernal para la prevención e intervención de casos.

Comparativo baja de riñas por barrio

Es importante señalar que, en el comparativo entre 2019 y 2021, en los barrios donde se ha realizado intervenciones por parte del programa ‘Vuelve y Juega’, se observa una reducción importante del número de denuncias por lesiones causadas por riña en adolescentes y adultos jóvenes entre los 14 y 24 años.

En la localidad Metropolitana se realizaron intervenciones por parte del programa Vuelve y Juega en los barrios: 20 de Julio, 7 de abril, Carrizal, La Sierrita, Las Américas, Los Girasoles, Santa María y Santo Domingo de Guzmán, donde en el 2019 se reportaron 134 casos de lesiones por riñas, frente a 53 en el 2021.

De la localidad Suroccidente se intervinieron los barrios 7 de agosto, Ciudad Modesto, El Bosque, El Valle, Evaristo Sourdís, La Manga, La Paz, Las Malvinas, Los Rosales, Me Quejo y Nueva Colombia, donde en el 2019 se reportaron 158 casos de lesiones por riñas, mientras que en el 2021 la cifra bajo a 55 casos.

En la localidad Suroriente el programa intervino en los barrios Bella Arena, El Ferry, José Antonio Galán, La Chinita, La Luz, Las Nieves, Rebolo, San Roque, Villa Blanca y Villa del Carmen 1 etapa, donde se presentaron 87 casos de lesiones por riña en 2019, cifra que en 2021 bajo a un total de 35 casos.

De la localidad Riomar hubo intervención en el barrio Las Flores presentando en 2019 un total de 15 casos de lesiones por riña y solo 3 reportados en el 2021.

No hay comentarios

Dejar una respuesta