300 recicladores de oficio tuvieron una jornada especial para conmemorar su día

0
294
  • ⁠En el marco de esta celebración el Distrito exalta el esfuerzo de 3 hermanas que se dedican a este oficio y llevan el sustento a sus familias.

En el Día Mundial del Reciclador, el Distrito les rindió un homenaje a estos 300 hombres y mujeres que día a día cumplen con una labor ambiental importante para la ciudad y, a su vez, tienen este oficio como sustento de sus hogares.

Esta actividad hace parte de las diferentes acciones que el Distrito viene adelantando para dignificar la labor de los recicladores en la búsqueda del aprovechamiento de los residuos sólidos.

Los homenajeados, pertenecientes a 22 asociaciones dedicadas a estas labores de economía circular, disfrutaron de una atención gastronómica y una muestra cultural con la que recargaron energías y se sintieron muy complacidos.

Dina Luz Pardo, jefe de la Oficina de Servicios Públicos, manifestó que este día es muy especial para todos, puesto que se conmemora a quienes trabajan incansablemente por cortar el ciclo de contaminación: “Como dijo el alcalde Char, ustedes son los grandes educadores de la ciudad en materia del cuidado de los entornos y nuestro planeta. Estamos muy orgullosos del trabajo que vienen haciendo por su ciudad”.

3 hermanas que facturan con la economía circular

Cindy Paola, Ginaris y Verónica Rodríguez son reconocidas entre muchas características y por dedicarse a la misma ocupación: el reciclaje de oficio.

Acompañadas de su madre, las hermanas explican que comenzaron en este mundo desde muy pequeñas “tirando gancho” para recoger plástico y después venderlo. Es decir, que usaban alguna varilla, la doblaban hasta darle la forma de un garfio, para luego ir hasta un botadero de basura para sacar bolsas, botellas PET, empaques de plástico, cartón o alguna cosa que se pueda reciclar, sin tener que entrar al basurero.

“Teníamos como 10 u 11 años cuando hacíamos eso. Nos iba tan bien que mi mamá aprendió y después también se metió en el negocio del reciclaje”, explicó Verónica Rodríguez.

Hoy, ellas hacen parte de la asociación de reciclaje Asouniversal, que opera en diferentes puntos de Barranquilla. Asouniversal hace parte de las 12 asociaciones que participaron en la iniciativa ‘Carnaval Sostenible’, de la Alcaldía de Barranquilla a través de la Oficina de Servicios Públicos y Carnaval S.A.S.

En este oficio, uno de los problemas que más enfrenta el reciclador de oficio es la estigmatización y el pensamiento generalizado de que los recicladores son desechables que escarban entre basuras para conseguir alguna cosa para vender y comprar sustancias psicoactivas.

“Yo lo que quiero es que me vean como una persona igual que ellos. Yo tengo un trabajo como todos, y lo que pido es que nos ayuden a los recicladores en nuestro trabajo separando desde sus casas los residuos. Nos hemos cortado con vidrios, puyado con agujas, y eso se puede evitar”, explica Cindy Rodríguez.

El motivo que impulsa a esta familia es un mejor futuro para sus hijas.