30 años al servicio del cuidado del cáncer en Barranquilla y la Costa

0
883
  • En los 30 años de la Organización Clínica Bonnadona Prevenir, su Gerente y fundador recibirá un homenaje por dedicación, visión, amor y pasión hacia sus pacientes y colaboradores

En abril esta empresa creada por la familia Osorio Domínguez cumple 30 años, cuando inició, se prestaba la atención a pacientes oncológicos en la IPS Bonnadona, en una pequeña casa adecuada para prestar este servicio y la atención general por la Clínica Prevenir.

Ahora es una única institución hospitalaria con arquitectura moderna, logrando reconocimiento en la ciudad de Barranquilla, en el Atlántico y en el resto del país. Por su atención multidisciplinar de vanguardia, en 2022 fue reconocida como una de las 150 mejores clínicas y hospitales especializados del planeta por la revista Newsweek.

La institución médica, ha dejado un gran legado en la atención a pacientes oncológicos y de hemato-oncología, que se verá homenajeada con el bautizo de un ala de la clínica que llevará el nombre de su gerente y fundador Carlos Osorio Chacón y un reconocimiento por parte del Concejo Distrital.

Este es un importante homenaje para el doctor Osorio, médico cirujano de la Universidad Libre de Barranquilla y oncólogo clínico del Hospital G. Gregorio Marañón de Madrid (España). En más de 40 años al servicio de la salud en la región, Osorio ha sido un especialista dedicado a atender y desarrollar el cuidado y la prevención de  enfermedades tan complejas como los diferentes tipos de cáncer, desde su práctica y, empezando en abril de 1993, con la creación de la Clínica Bonnadona Prevenir. También ha dado clases en las universidades Metropolitana y del Norte.

Esta institución es el fruto del trabajo de vida de Osorio, que inició como clínica Bonnadona en una pequeña casa con tratamientos oncológicos como hemato-oncología y quimioterapia ambulatoria, para atender a los pacientes de cáncer. En 1997 fundó la Unidad de Medicina Integral Prevenir, para profundizar en los tratamientos necesarios y ofrecer servicios de hospitalización. Ambas instituciones se fusionaron oficialmente en 2011.

Desde entonces, la Clínica se ha convertido en la única IPS hospitalaria acreditada con la norma ISO-9001 de Icontec por sus niveles de calidad en la región Caribe. Además, sus servicios le han ganado tres distinciones por parte de la Universidad Simón Bolívar: dos premios al mérito como la mejor empresa de salud de Barranquilla, en 2013 y 2014, y uno en 2016 como la mejor empresa de responsabilidad social.

Otros reconocimientos fueron otorgados por el Invima, que certificó la Central de Mezclas y le permitió ser la primera entidad en Colombia en preparar y ofrecer medicamentos oncológicos en dosis únicas, y las certificaciones de la planta de oxígeno. Aún así, el mayor reconocimiento lo dan los propios barranquilleros y atlanticenses, quienes llevan el recuerdo de los esfuerzos pioneros del doctor Osorio por llevar nuevos tratamientos a la ‘Arenosa’.

Los servicios médicos que incluyen pabellones hospitalarios, trasplantes de médula ósea, quimioterapia ambulatoria y trombólisis cerebral también son acompañados por un esfuerzo continuo para pensar “como el paciente”, garantizando que los usuarios de la clínica vivan su enfermedad, aprendan y se concienticen de su patología.

El trabajo de la Clínica Bonnadona Prevenir no se limita a la atención: con múltiples programas de educación, ha logrado generar un diferencial para los barranquilleros. Entre estos se encuentran campañas para la prevención oncológica, de cuidados paliativos, clínicas de seno, hemato-oncología pediátrica y programas de humanización y seguridad del paciente.

Hoy 19 de abril, día del cumpleaños de su gerente y fundador doctor Osorio, el concejo distrital y sus colaboradores le hacen un reconocimiento al Doctor que ha dedicado su vida y esfuerzos a la atención integral del cáncer.

La ceremonia finalizará con una gran sorpresa, el nuevo nombre de la sala de quimioterapia: «Sala de Quimioterapia Carlos Alberto Osorio Chacón» porque en una sala de quimioterapia inició esta pasión que se convirtió en visión y hoy es una realidad.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí